Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez deniega la libertad a Luis Pineda por su patrimonio en el extranjero

El magistrado considera que su fortuna fuera de España acrecienta el riesgo de fuga del jefe de Ausbanc

Luis Pineda, en la sede de Ausbanc, tras su detención el 15 de abril. Ampliar foto
Luis Pineda, en la sede de Ausbanc, tras su detención el 15 de abril.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc y supuesto cabecilla de la trama de extorsión a bancos y cajas de ahorro investigada en la Operación Nelson, no podrá salir de prisión todavía. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha denegado su puesta en libertad provisional ante el riesgo de que se fugue y destruya pruebas. El magistrado entiende que el riesgo de que Pineda, en prisión desde el 18 de abril, se ponga fuera del alcance de la justicia se ve acrecentado por el hecho de que mantiene sociedades activas en el extranjero.

En una resolución firmada este mismo martes, el juez Pedraz mantiene la prisión provisional de Pineda, ya que, afirma, "no han variado las circunstancias" que aconsejaron privarle de libertad. El máximo responsable de Ausbanc, organización que cesó su actividad el pasado 1 de junio, está imputado como supuesto dirigente de una organización criminal y por delitos continuados de extorsión, fraude de subvenciones y estafa.

A lo largo de la última década, Ausbanc, organización supuestamente concebida para la defensa de los usuarios de banca, recaudó más de 39 millones de euros entre la mayor parte de entidades crediticias españolas. Su forma de actuar consistía esencialmente en exigir a los bancos grandes cantidades de dinero a cambio de patrocinios o de la inserción de anuncios en distintas publicaciones del grupo empresarial de Luis Pineda. Aquellas entidades que se negaban a contratar con Ausbanc eran objeto de ataques en forma de demandas judiciales o de publicidad negativa.

Pineda, encarcelado en la prisión de Estremera (Madrid), solicitó a Pedraz su puesta en libertad por carta el pasado 3 de mayo. En su misiva, el jefe de Ausbanc se ofrecía para "explicar con detalle" al magistrado la trama de extorsión y le anunciaba su decisión de "convocar una asamblea y disolver Ausbanc". Sin embargo, posteriormente, se echó atrás en su propósito de hablar con el magistrado. De momento, las oficinas de la asociación cerraron el 31 de mayo y sus trabajadores han sido despedidos.

La operación Nelson es fruto de una investigación que arrancó el 23 de febrero de 2015. Además de las supuestas extorsiones a los bancos, el juez indaga si Ausbanc cobró subvenciones de diferentes organismos públicos de forma indebida. Las ayudas más cuantiosas que percibió la asociación provenían del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad y Consumo.