Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Firmas BLOGS Por ERNESTO EKAIZER

26J Brexit Vs. FernándezGate

26J Brexit Vs. FernándezGate

Los sondeos previos al asesinato de la diputada laborista, el jueves 16 de junio, Jo Cox acertaron; los posteriores al crimen fallaron. La onda expansiva de la victoria del Sí al Brexit no es difícil de avizorar. En Europa hay elecciones importantes en 2017 (presidenciales en Francia, legislativas en Alemania y en Italia, entre otros países). Y, claro, el primer test del mundo mundial, por así decir, tiene lugar, en horas, con las elecciones generales del 26-J en España.

El desenlace del referéndum británico, convertido de facto en referéndum global, era la sorpresa de junio prevista en agenda. 

Pero ha habido otra sorpresa, no prevista pero sí preparada para la ocasión del 26-J, la otra noticia bomba: las grabaciones de las conversaciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, con el director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, en el Ministerio del Interior, sobre un plan para fabricar información y causas penales contra dirigentes de CiU y ERC días antes del referéndum soberanista del 9 de noviembre de 2014 en Cataluña.

El FernándezGate explotó en las páginas del diario digital Público la tarde del martes 21, a cinco días de la votación. Parece que los que filtraron las cintas hasta tuvieron en cuenta la sorpresa del Brexit en agenda y dieron más tiempo al impacto en campaña que el previsto para el atentado fundamentalista islámico del jueves 11 de marzo de 2004, a tres días de las elecciones del 14 de marzo.

Es decir, computaron que el resultado del Brexit, sea cual fuese, ocuparía la atención mediática a partir de la mañana del viernes 24. El estruendo del Brexit, como pudieron prever los filtradores al hacer su cálculo, pondría sordina a las grabaciones(En la imagen, el ministro y Daniel de Alfonso)

El Brexit, ¿tendrá su primer test en España? En otros términos, ¿influirá en los resultados electorales del 26-J? Si es así, ¿en qué medida?

Los partidos políticos han mostrado poco después de conocerse la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea qué es lo que esperan. Tanto el PP como el PSOE y Ciudadanos tienen la esperanza de que la conmoción en los mercados bursátiles y monetarios y la dramatización de la situación por parte de los gobiernos europeos castigue a los votantes de Unidos Podemos, la coalición a la cual han vinculado con el populismo - la etiqueta que se pone a la operación salida del Reino Unido - y/o a la propuesta de abandonar el euro. 

Sin embargo, cierto es que tanto la evolución del partido de Pablo Iglesias como su pacto con Izquierda Unida no contemplan el abandono del euro, con independencia de lo que se dijera en el pasado. Al punto de que Iglesias sigue apoyando a Alexis Tsipras, el primer ministro griego que hizo exactamente lo contrario de lo que dijeron los griegos al rechazar el programa de rescate de la Troika en el referéndum del 5 de julio de 2015.

Mira por dónde, en el respaldo al nuevo Tsipras, al hombre que aceptó el rescate y ganó las elecciones para ejecutarlo, cosa que está haciendo en la actualidad, coincidieron Mariano Rajoy y Pablo Iglesias. El primero porque se trataba de imponer el programa de austeridad de la Troika; el segundo por su amistad con el primer ministro griego y su estrecha relación política con Syriza.

  Unidos Podemos, además, ha participado activamente en Londres en la campaña de las fuerzas favorables a permanecer en la UE.

Pero no se puede negar que la coalición de Pablo Iglesias y su ascenso en los sondeos constituyen la gran novedad que, precisamente, ha dado el carácter de segunda vuelta a las elecciones del 26-J, lo que se presta a ser explotado, para usar la jerga financiera, como riesgo.

Richard Batley, analista en Londres, explica en una nota de la empresa de consultoría, análisis macroeconómico e inversiones, Lombard Street Research sobre los resultados: "Brexit supone inequívocamente una ruptura estructural, y el mayor impacto económico no vendrá por los potenciales y mensurables (francamente pequeños) cambios en las relaciones comerciales, sino a través de una mayor incertidumbre política". Se refiere a los partidos políticos de la derecha y extrema derecha, en Francia, con Marine Le Pen, Madame Frexit, y Holanda, entre otros. Su prédica gana ahora un nuevo impulso.

Este nuevo impulso está simbolizado por el golpe al tabú que suponía la idea de una UE para siempre. Y si en el caso del Reino Unido se trataba de la UE, por no pertenecer dicho país a la Eurozona, en el caso de Francia y Holanda, en cambio, estamos hablando también del euro.

Pero hay un interrogante que no parece ocioso. Al tiempo que se puede especular (y desde luego explotar para fines electorales) con el riesgo del ascenso de Unidos Podemos, cabe preguntarse si cuando un país de la importancia del Reino Unido rompe un tabú, ¿no relaja la representación sacrosanta de la indisolubilidad? O dicho de otro modo: ¿no merma la sensación de que se trataba de un acto impensable, prohibido, una transgresión bíblica que finalmente ha quedado tocada? Es decir: ¿que ya es una situación superada, que se puede asumir?

Los resultados y los análisis postelectorales dirán.

Mientras, la sordina del Brexit ha tapado el ruido del FernándezGate, que ha seguido su curso de nuevas revelaciones, por un lado, y, por el otro, con la decisión de la Comisaría General de Policía Judicial de enviar a una comisión al diario Público para solicitar la aportación de las cintas magnetofónicas. Pero he aquí que se ha presentado sin orden o mandamiento de un juez por lo que se han ido con las manos vacías.

¿Es que la Policía y el Ministerio del Interior que investigan la filtración no quieren judicializar este caso? ¿Es que temen que la filtración sea el producto de una batalla interna de facciones policiales?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pese a ser mencionado en las conversaciones por su amigo Fernández Díaz -"El presidente del Gobierno lo sabe" le dice el ministro a De Alfonso en el segundo encuentro del 16 de octubre de 2014, tras el primero del 2 de octubre- ha declarado que no cree en "la broma" del montaje de la campaña orquestada por su ministro del Interior contra dirigentes independentistas.

Pero como hemos analizado en su día, y esta misma semana, de bromas nada.

Porque días después de esas conversaciones, pasaron cosas importantes, contra lo que afirma la dirección del PP. Y una de ellas ha sido la filtración al diario El Mundo de la cuenta falsa del entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trías, en la Unión de Bancos Suizos. La secuencia es muy clara. Sin conocer estas grabaciones ya sabíamos que esa operación no podía ser un hecho aislado. Y ahora ya sabemos que el ministro del Interior y De Alfonso hablan de los rumores sobre esa cuenta bancaria suiza en el despacho del primero.(En la imagen de abajo aparece el ministro en un acto con Trías)

El Ministro: ¿Tú qué opinas de Xavi Trias en todo este proceso? De Alfonso: A mí me ha llegado una información, pero no la tengo contrastada. Te lo digo, no te lo iba a decir. Si es algo que yo no tengo claro, no la tengo clara, por lo tanto… Pero me han dicho que Xavier Trias tiene una cuenta en el extranjero con alrededor de 12 millones de euros. Y un hermano suyo también. El Ministro: Y su hermano.  De Alfonso: De 20 millones.

El Ministro Tenía… Lo sé. De Alfonso: Eso es lo que yo sé pero no tengo ningún dato que lo acredite. Eso es un comentario de café, que me lo cuentan. Es que, ministro...

El Ministro: Y tú esta información que a ti te ha llegado, Xavier Trias puede saber algo de eso.  De Alfonso: Xavier Trias no sabe ni esto, ni esto.   El Ministro: Claro, es que esto a Xavier Trias le... Vamos, es demoledor para él. De Alfonso: A mí, a mí, ministro... esto es como lo que te he dicho de Durán, tomando cafés con gente, unos vienen…

El Ministro: ¿Y eso circula en Barcelona?

De Alfonso :[He ejercido] 24 años de magistrado, 33 jueces metidos en la carrera judicial preparados por mi, sin ninguna mácula por así decirlo y los tres de oficina, me hacen tener contactos en Guardia Civil, en Mossos, en Policía, entre periodistas, entre abogados… Yo tomo café con quien me llama para tomar un café, sea de los buenos o de los malos. Yo voy a escuchar.   El Ministro: Es que eso está circulando en ambientes restringidos.   De Alfonso: Es mala cosa que circule, es mala cosa que circule si se va a hacer una operativa. Yo no lo tengo en la oficina, te lo digo. De hecho, cuando me los has preguntado es por lo que te lo he dicho, porque, si no, no te lo hubiera dicho porque no deja de ser un comentario de café. De una persona que sí puede tener acceso a eso o le puede haber llegado de primera mano, pero para mi es un comentario de café.   El Ministro: De café.

En los días siguientes, el ministro ya no puede esperar más, se acerca el referéndum del 9-N. En sus conversaciones insiste a De Alfonso que tiene que producir algo en semanas. Días después, el ministro baja el dedo pulgar, y sus servicios envían la información a El Mundo, que la publica el 27 de octubre. Como Trías desmiente y anuncia una querella criminal por calumnias, el diario vuelve a la carga un día después con el número de la falsa cuenta en portada. El entonces alcalde obtiene una carta oficial de UBS. Ni ha tenido ni tiene cuenta. Y el número tampoco se corresponde con los códigos del banco helvético.

El juez José Emilio Coronado, que ya ha concluido la investigación de la querella en Plaza de Castilla, se apresta a cumplir el último acto procesal, la apertura de juicio oral por el delito de calumnias e injurias, en base a las propias declaraciones e informes elevados por la Policía al juzgado.

He aquí que el auto del juez desestima los recursos de los autores de la noticia, resume sus conclusiones, pendientes de adoptar firmeza a raíz de un último recurso ante la sección sexta de la Audiencia Provincial de Madrid.

"Lo investigado -dice- era si la UDEF informó a los investigados [los periodistas y el diario] que dicha cuenta era titularidad del señor Trías . Y la contestación policial al requerimiento judicial es clara y contundente: "Nunca tuvo la UDEF esa constancia de la titularidad de la cuenta bancaria al no poder requerir del UBS dicha información".

Todo lo contrario de lo que que buscó transmitir el ministro del Interior el miércoles 19 de noviembre de 2014 en la sesión de control del Congreso de Diputados, cuando aseguró que la cuenta - filtrada a un medio de comunicación por su equipo - se había investigado.

Si el juez hubiera sabido entonces...¿Qué?

¡Que el ministro estaba detrás! 

Comentarios

Hola, amigos. Lamentable la separación de la Gran Bretaña, desde luego, aunque para nosotros los españoles, lo es más todo este feo asunto del ministro. Pero son quejas al viento. El PARTIDO POPULAR ha levantado un inmenso tapiz de "novalelapena" que no ha habido quien remueva, ni removerá si el PARTIDO POPULAR y su impávido návido señor Rajoy vuelven a ganar.
Creo que el perfil del votante del Brexit coincide con el del votante del PP aquí. Son votantes inatacables por los ácidos. En el otro extremo y con un perfil parecido al del Brimain hay unos votantes poco analíticos o como creen que no les puede ir peor votan Podemos. Lo cierto es que puede ir peor.
Ya lo dijo Pablo Iglesias: son una fábrica de independentistas. Atentos a la subida del domingo de ERC y Convergencia. Y no te extrañe que el PP en Catalunya desaparezca del mapa.
El concepto del voto democrático que hoy se tiene en los países desarrollados, se ha de ajustar a derecho, pues cuando los contenido de los temas sometidos a votación exceden el nivel normal de conocimiento de los votantes, se corre el riesgo de caer en el error.Cualquier persona desaprensiva que manipule los datos difundidos en las campañas puede hacer cambiar las opiniones exacerbando los miedos y odios.Convirtiendo la demagogia en un arma arrojadiza que se lleva por delante el sentido democrático.Pues no todo el mundo entiende de economía, ni de planes de crecimiento, ni de política internacional, ni de evolución social, ni de avances tecnológicos, ni tampoco de informática.Como para pedirles una opinión determinante a la hora de fijar un rumbo inexcusable.Más bien parece una trampa a costa de la ignorancia de la gente que un acto democrático.Pues se anulan a los cargos públicos democráticos que fueron elegidos para gobernar.Y en su lugar se ponen unos personajes mediáticos que con sus ínfulas asustan a la gente hasta llevarles a votar lo que quieren para salvar sus intereses.La demagogia debería estar perseguida por la ley, en cuanto se utiliza para nublar el conocimiento de la gente votante.Dando y difundiendo datos falsos.Para equivocar el sentir popular.Así se manipulan los pueblos y se llegan a aberraciones sociales como los fanatismos que incendian el mundo.
En primer lugar, el catastrofismo español me aterra. Es una cualidad de este país. Si algo ocurre fuera nos influye a nosotros más que a nadie. Y pongo un ejemplo: Escucho en RNE (No es un día cualquiera) como el economista nos dice que el Brexit es una catástrofe para España. Y sigue: " Vienen a España 18 millones de ingleses cada año. Son los que más compran pisos aquí del resto de los extranjeros y , claro, con la devaluación de la libra (8%) los precios se encarecen en España y dejarán de venir y de comprar. ¿Que pasa que la devaluación de la libra sólo afecta a España? ¿En Italia, Francia o Grecia, otros países competidores en turismo, no se devalúa? Y si los ingleses encuentran caros los pisos en España ¿Se van a ir a invertir a Túnez o a Egipto o a Turquía, que son países más tranquilos que España? Venga ya de asustar a la gente. El catastrofismo es un juego muy peligroso, sobre todo, cuando el que lo practica es un experto en economía, puesto que la gente se fía. La libra se recuperará, las bolsas irán a sus sitios respectivos, con el tiempo, y los ingleses seguirán viniendo a España porque sigue siendo el país donde mejor se lo pasan y porque es el más barato para ellos, aunque les devalúen la moneda.Por otro lado, el asunto de las escuchas al ministro el Interior, el tal Fernández, es una novela barata que no ha salido bien. Donde se presentaba (Barcelona) ha sacado un escaño más. Ahora resulta que la carga del micrófono la llevaba el propio Daniel de Alfonso sin que él lo supiese, según las últimas pesquisas policiales. Asombroso. A John Le Carré no se le hubiese ocurrido. No me lo creo.En las ansias de buscar a un culpable, lo mejor que ha podido hacer el ministro es descolgar la idea de que ha sido grabado, no desde su despacho, sino que el micrófono venía de afuera. ¿De dónde? Pues del propio de Alfonso. Así, de un plumazo, el ministro se quita la ineptitud que le caracteriza.Y sí. El Brexit ha influido y mucho en las elecciones. A la vista de que los ingleses se van, los votantes del PP se animan a votar a los suyos en masa para no quedarnos solos, pues tienen entendido que el diablo Pablo Iglesias nos quiere sacar también del club y las perspectivas de ganar el sorpasso, según las encuestas mentirosas y amañadas, así lo vaticinaban. Rajoy ha ganado con solvencia, que forme gobierno y que los demás negocien con él un consenso. España no puede perder más el tiempo.
Va resultar muy difícil prever las consecuencias del Brexit tanto en lo económico como en lo político ya que en medio de una dura temporada de elecciones en Europa los fantasmas del nacionalismo pueden comenzar a reavivarse a fin de no enfrentar los temas ´duros´como emigración, refugiados, caída de la productividad y otros que hoy en día enfrenta gran parte de Europa. Esto ha hecho que tanto los casos de corrupción comentados aquí como otros entren en la agenda como espacios para la denuncia populista y no para el saneamiento institucional que es el que todo el mundo busca.