Rajoy: “La clave es sumar a los que pensamos igual. Hay mucho en juego”

El candidato del partido "heredero de la historia de España" insiste en que no es momento para experimentos, prácticas o adanes

Sáenz de Santamaría durante el acto del PP de cierre de campaña.
Sáenz de Santamaría durante el acto del PP de cierre de campaña.Javier Lizon (EFE)

Mariano Rajoy ha cerrado este viernes la campaña electoral en la plaza de Colón de Madrid dirigiéndose, sobre todo, al electorado que le abandonó el pasado diciembre por Ciudadanos. El candidato popular volvió a llamar a la concentración y suma del voto moderado en torno al PP como la única forma de impedir que gobiernen los "viejos doctrinarios" de su etapa universitaria, "los adanes", "los que nacieron en una tertulia de televisión". El líder del PP se presentó como la única alternativa experimentada frente a Unidos Podemos y explotó en su discurso la incertidumbre del Brexit y la amenaza del referéndum: "Necesitamos un Gobierno responsable, con una historia detrás. Con sus errores y sus aciertos, pero con experiencia para afrontar las dificultades que vendrán".

Más información
El PP ignora la tormenta por Fernández Díaz y se centra en atacar a Rivera
Calentón en el mitin del PP en Sevilla: “Yo soy español” contra “yo soy de la PAH”
Rajoy califica de “broma” que se le acuse de una conspiración anticatalana
Rajoy atribuye el escándalo de Fernández Díaz a una maniobra electoral

El candidato recalcó como gran mensaje final que es el momento de unir los votos de Ciudadanos y los que "en su día retiraron la confianza al PP" para contrarrestar otra suma interesada: la de los viejos y los nuevos "comunistas". Y añadió en la misma línea: "No es momento para hacer experimentos ni para hacer prácticas; es momento para gente que se lo sepa y coja el toro por los cuernos y continúe por la misma senda".

Todo el discurso se volcó en demandar la alianza del electorado moderado: "El gran tema es si en las elecciones somos capaces de unir nuestros esfuerzos". Rajoy apuntó que el éxito que auguran las encuestas ahora a Unidos Podemos consiste precisamente en su acuerdo y en agregar los votos que tuvieron separados el 20-D. El dirigente popular remachó que la ley electoral premia en España a las formaciones que concurren juntas y castiga a las que se dividen. Y rememoró el problema que tuvo el PP en diciembre en las 25 provincias donde Ciudadanos cosechó 300.000 papeletas y no obtuvo escaño. Eso es lo que quiere evita ahora a toda costa.

Sobre el Brexit y los riesgos que se avecinan Rajoy abundó: "Ahora tendremos que gestionar la voluntad de los británicos de abandonar la Unión Europea, una de las decisiones más tristes que he vivido en mi vida política. Para defender lo que quieren los españoles se necesita un Gobierno fuerte, con solvencia". 

El aspirante popular presentó así a su partido como "el heredero de la historia de España, el que no cree en los adanes, el que cree en la reforma, en que lo bueno es mucho y solo se cambia lo que no funciona".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Antes del candidato, que llegó a la plaza de Colón sobre las 23.30 visiblemente cansado tras pasar por Teruel y Valencia, intervinieron la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, que insistió en la misma idea -"El voto a Ciudadanos no ha servido para nada"- y la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, que advirtió a los simpatizantes: "Nada va a ser igual el lunes. Todo puede cambiar a mejor o a peor. Si Podemos obtiene el respaldo para gobernar con el PSOE y Ciudadanos se empezaría a escribir en España una de las páginas más tristes de nuestra historia". 

En primera fila de la plaza, tras pegarse un baile con Dj Pulpo, escuchaba la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y casi todos los candidatos de la lista madrileña. La que no acudió fue la expresidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre. El PP distribuyó por la zona más de 5.000 sillas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS