Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Politólogos y analistas no descartan unas terceras elecciones generales

Los expertos afirman que el 'sorpasso' ya se produjo y que el centro acude debilitado al 26-J

Mariano Rajoy, este miércoles, en un acto en Soller (Mallorca).
Mariano Rajoy, este miércoles, en un acto en Soller (Mallorca). EFE

Una repetición de elecciones no es descartable; es posible y probable en opinión de dos profesores de política, dos analistas electorales y una politóloga reunidos este miércoles en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) para analizar las claves del próximo 26-J. Ni siquiera sería una novedad en España, donde ya se celebraron tres elecciones generales entre 1918 y 1920, según ha recordado José Ignacio Torreblanca, profesor de Ciencias Políticas y Sociología.

En esta ocasión, los electores acuden a las urnas con algunas singularidades en relación con los comicios celebrados el 20 de diciembre: el sorpasso ya se ha producido, el centro se ha debilitado, el escenario político se ha polarizado y los españoles "han pasado de la ilusión al hastío", según ha destacado Marta Romero, politóloga de la Fundación Alternativas.

El mapa político no ha cambiado mucho en seis meses. Los gráficos elaborados por el analista electoral Jaime Miquel Andrada reflejan que el PSOE sigue fuerte en el sur de España, que el PP gana terreno en el interior y que Unidos Podemos se afianza en Galicia, Euskadi, Cataluña, Madrid, Valencia y Canarias. Las previsiones, según el análisis de una decena de estudios, arrojan que el PP ganará las elecciones (entre 6,7 y 7,3 millones de votos), seguido de Unidos Podemos (entre 5,5 y 6,2 millones), PSOE (entre 4,7 y 5,4 millones) y Ciudadanos (entre 3 y 3,7 millones).

Pero a este mapa se llega con algunas circunstancias que van a ser determinantes. El trasvase de votos del PP a otras formaciones se ha frenado y los nuevos comicios van a servir para averiguar si se consolida el sorpasso de las fuerzas de izquierda sobre el PSOE, que en número de votos ya se registró el 20 de diciembre si se suman los respaldos de Podemos e IU (6.112.438 votos frente a 5.530.693 del PSOE), aunque no se tradujo en escaños.

Las fuerzas que pierden en el nuevo escenario son aquellas que apuntaban al centro político: socialistas y Ciudadanos. Estas van a ser las más castigadas por la abstención, aunque serán determinantes para garantizar la gobernabilidad.

Para Marcos Sanz, analista de Metroscopia, el 26-J llega en un momento que el filósofo y político Antonio Gramsci definía como "fenómeno morboso", cuando lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Sanz coincide con Romero en que la situación sorprende a las fuerzas de centro debilitadas y podrían perder hasta 10 escaños. Pese a todo, Sanz cree que el papel del PSOE puede ser fundamental en función de cómo utilice el poder para pactar, liderar una coalición o reforzar el Gobierno.

La coalición de Gobierno numéricamente más probable sería entre PSOE y Unidos Podemos, pero, según Juan Jesús González, profesor de la UNED, es la más difícil. Es esta complejidad la que le lleva a pensar, al igual que al resto de expertos, que "no se pueden descartar unas terceras elecciones".

Más información