Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libres e Iguales pide a los españoles que eviten el populismo y el nacionalismo

La presidenta de la Plataforma, Cayetana Álvarez de Toledo, ha abogado por una "gran coalición"

Lectura del manifiesto en un acto este martes en el Teatro Calderón.
Lectura del manifiesto en un acto este martes en el Teatro Calderón. EFE

La plataforma Libres e Iguales sostiene que los tres problemas que acechan a la sociedad española son el terrorismo, el populismo —que amenaza la concordia y estabilidad— y el nacionalismo, que es una “tara que te devuelve a la tribu”. En un acto en el Teatro Calderón de Madrid, 13 parejas de firmantes del manifiesto han defendido este martes la Constitución Española.

Algunos de sus miembros, como José María Fidalgo, Rodolfo Martín Villa, Pablo Casado o Nicolás Redondo Terreros, han recitado diversos capítulos de la Carta Magna, poniendo el acento en los peligros que, a falta de cuatro días para las elecciones del 26-J, tienen para los españoles los partidos como Convergencia, EH Bildu o Unidos Podemos, que defienden la disgregación.

Para todos ellos, pertenecientes a diversas ideologías y a diversas formaciones políticas como el PP, Ciudadanos, UPyD y el PSOE, lo fundamental es facilitar la estabilidad institucional para consolidar la recuperación económica; y articular una respuesta centrada al "desafío separatista" abierto en Cataluña. No es la primera vez que Libres e Iguales toma postura. Días antes de las elecciones generales del año pasado, la portavoz del movimiento, la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, hizo un llamamiento a los ciudadanos para que excluyan de sus opciones de voto a Unidos Podemos y lo que para ella son sus aliados: Izquierda Unida, Convergència y EH Bildu, opciones que entienden como una amenaza populista que alienta el sececionismo en Cataluña y País Vasco.

Tras el 20-D, la plataforma pidió al PP, PSOE y Ciudadanos que, con la representación que habían conseguido, tejieran una negociación con la vista puesta en la unidad de España y en la igualdad de sus ciudadanos. El movimiento promueve la extensión del legado de convivencia de la transición y cree que los dirigentes de Podemos se han mostrado comprensivos con formas autoritarias y criminales de la política, como el chavismo o el terrorismo etarra.

En el acto, varias parejas de firmantes del manifiesto han ido recitando los artículos de la Constitución. El exministro Rodolfo Martín Villa ha cantado una jota reclamando los derechos individuales y una Constitución duradera, mientras, Joaquín Leguina ha denunciado los “ataques al español en Cataluña o en el País Vasco”. Gorka Maneiro, candidato de UPyD, ha pedido reformas para que la Sanidad y la Educación vuelvan al Estado y España deje de ser un país asimétrico en el que las Comunidades tienen competencias exclusivas.

Pablo Casado, del PP, y el exministro socialista Enrique Múgica se han mostrado muy orgullosos de la Constitución y de quienes lucharon por la construcción del Estado de derecho. Casado ha precisado que, en estas elecciones, los enemigos están claros: el terrorismo, el populismo y el nacionalismo.

El acto ha sido clausurado por la presidenta de la Plataforma Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha abogado por un movimiento político plural que más allá de siglas se apriete en torno al centro en una "gran coalición". En su opinión la Carta Magna es un mandato de madurez y modernidad para la sociedad española y reclamó al PP, PSOE y Ciudadanos, también a UPyD, que tras las elecciones sean consecuentes y pongan en marcha algo que es común en Europa, pero nuevo en España, como la unión de fuerzas en defensa de la Constitución. "Viva el centro que agrupa lo común, el lugar que señala los problemas reales", añadió en medio de los aplausos.

Más información