_
_
_
_

La violencia de género no da votos

Los candidatos rehuyeron hablar de sus propuestas para luchar contra los crímenes machistas

Reyes Rincón
Manifestación en Madrid contra la violencia machista el pasado noviembre.
Manifestación en Madrid contra la violencia machista el pasado noviembre.Alvaro Garcia

El cartel del debate a cuatro del pasado lunes lo integraban cuatro candidatos y tres moderadores. Seis hombres y una mujer. Y tuvo que ser ella, la periodista Ana Blanco, la que trajo a colación la violencia de género, que cada año mata a unas 60 mujeres en España. Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera llevaban más de una hora hablando, sobre todo, de economía. “Les pido que dejen un poco de tiempo para hablar de la violencia de género, si puede ser”, les rogó Blanco. Ninguno lo hizo. La moderadora insistió y logró que Iglesias y Sánchez le dedicaran unos segundos a las propuestas de sus partidos. Rajoy y Rivera no citaron el tema.

Más información
Una de cada tres jóvenes considera aceptable que su pareja la controle
Éxitos y fracasos tras diez años de juzgados de violencia de género
Los políticos llaman a las mujeres a denunciar la violencia de género

La falta de interés de los candidatos sobre este asunto es un reflejo más de algo de lo que llevan años avisando los expertos: los políticos han llegado a la conclusión de que la lucha contra la violencia de género no da votos. “No es que los políticos sean distintos del resto de la sociedad. La violencia machista le importa a menos del 1% de la población, según el CIS”, advierte el exdelegado del Gobierno para la violencia de género Miguel Lorente que  fue uno de los muchos internautas que, durante el debate, criticó la actitud de los candidatos. “Si un grupo terrorista matara al año 60 personas no habría otro tema de debate. La violencia de género con 60 mujeres/año asesinadas no importa”, escribió en su cuenta de Twitter.

Pero además de que no da votos, Lorente teme que se ha extendido la idea de que da “cierto valor intelectual” tener una actitud crítica contra la ley de violencia de género. “Piensan que proponer medidas de lucha incluso puede causar animadversión, así que mejor dejarlo fuera”, sostiene. En la campaña del 20- D, solo se habló de violencia machista cuando se difundió que el programa de Ciudadanos proponía eliminar la agravante penal para la violencia sobre la mujer.

En el debate del lunes, los silencios de Rajoy y Rivera en el debate del lunes fueron casi más elocuentes que los esbozos de propuestas de Sánchez e Iglesias. Porque las medidas de Podemos y el PSOE tampoco crean grandes expectativas. El socialista prometió un “pacto social, político e institucional”, pero sin detallar objetivos, y el líder de Podemos “soluciones habitacionales para mujeres, sin necesidad de denuncia”, una idea que no rechazan los expertos pero que no está entre las prioridades. “Son parches, da la sensación de que lo meten por meter”, se queja Lucía Avilés, vocal de la Asociación de Mujeres Juezas de España, para quien lo ocurrido en el debate fue “una vergüenza”. “Este tema merece más tiempo, más dignidad y propuestas claras”, afirma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Reyes Rincón
Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_