Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE confrontará el perfil “presidencial” de Sánchez frente a Iglesias

Los estudios de los socialistas detectan un deterioro de la imagen del líder del Podemos

Pedro Sánchez, este jueves en un acto en Las Palmas.
Pedro Sánchez, este jueves en un acto en Las Palmas. EFE

La tendencia del voto es muy relevante para el PSOE, pero no lo es menos la percepción política de los ciudadanos respecto a los candidatos presidenciales para establecer sus estrategias de campaña. Los estudios cualitativos del PSOE les indican un fuerte deterioro de la imagen del líder de Podemos, Pablo Iglesias, en tanto que la de Pedro Sánchez es aceptable; lo que les lleva a buscar la confrontación y la comparación como presidentes del gobierno entre Sánchez e Iglesias.

En el primero de los cinco estudios electorales que el PSOE ha encargado hasta el final de la campaña el PSOE constata que Podemos les toca con la mano, pero aún no lo han conseguido. A todos los votantes “del cambio” se van a dirigir los socialistas que son todos aquellos que el 20 de diciembre no votaron al PP, pero principalmente dieron su apoyo a Podemos. Desde el primer momento los socialistas pensaron en agudizar al máximo una campaña presidencial de su candidato. Ahora se han reafirmado al ver la aceptable valoración de los ciudadanos del candidato socialista en contraste con la mala acogida que va teniendo Pablo Iglesias. “Nos dirigimos a los votantes del cambio para que vean quién puede ser mejor presidente, Pablo Iglesias o Pedro Sánchez, porque los votantes del PP y del centro derecha sabemos que tienen a Rajoy y aunque no salga bien parado en los estudios eso no impedirá que le voten”, señala un dirigente del comité electoral socialista.

En ese estudio Pedro Sánchez obtiene un 4,7 de diez, solo superado por dos décimas por Albert Rivera, candidato de Ciudadanos. Mariano Rajoy y Pablo Iglesias no llegan al cuatro, con un 3,7 y un 3,8, respectivamente. Los socialistas señalan que Podemos también tiene sus datos y no albergan duda de que la intensa campaña mediática de Pablo Iglesias obedece a la intención de mejorar la imagen de su candidato.

La atención sobre Podemos y su líder es máxima para calibrar los flancos por los que puede actuar el PSOE. “El 30% del electorado no comparte que Podemos haya actuado igual que el PP en la sesión de investidura de Pedro Sánchez, se lee en el informe del PSOE, que añade: “Ese electorado prefiere a Íñigo Errejón antes que a Pablo Iglesias”. La figura de Iglesias se asocia a “conceptos como intransigencia, prepotencia, arrogancia y autoritarismo”, señala el mismo informe.

“De Juego de Tronos a Heidi”

En estudios cualitativos añadidos, la figura de Iglesias se asocia cada día más a conceptos como Intransigencia, prepotencia, arrogancia y autoritarismo. “Podemos ha cambiado Juego de Tronos por Heidi”, escribió ayer en su cuenta de Twitter el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Lo hizo en referencia directa a Pablo Iglesias por sus últimas apariciones televisivas en el que ha destacado un tono amable y afectivo.

En este mismo estudio Podemos se sitúa en el 22,4% de los votos, que supone 2,5 puntos menos que la suma de ese partido y el resultado que obtuvo Izquierda Unida en las elecciones del pasado 20 de diciembre. “La coalición no tapa toda la pérdida que sufre Podemos, que pierde un 25% de sus votantes (pasando del 20% al 15%) unos 1.300.000 votos aproximadamente”, siempre según el estudio que presenta el PSOE. “De IU pasan a la coalición unos 700.000 de los 900.000”, señala, por lo que el saldo de la coalición es de unos 400.000 votos menos. Esos cálculos explican que en el estudio del PSOE la coalición obtenga un 22.4% de los votos, frente al casi 25% que daría la suma automática de lo que cada uno de los dos obtuvo.

La transferencia de votos entre unos partidos y otros se analiza en este estudio en que entre Podemos y el PSOE sale favorecido el segundo con un +7%. El optimismo moderado continúa en el comité de campaña socialista por el dato de que “la diferencia en el voto femenino se dispara a favor del PSOE”, con un +8%. Todos los datos pueden evolucionar aunque en el PSOE hay dos variables que consideran fijas como posibles caladeros de votos: los abstencionistas y Podemos, donde todavía podrían arañar sufragios. De ambos depende que no haya sorpasso que en algunos estudios, como el último de Metroscopia, ya se ha producido. El PSOE no quiere creerlo.

Más información