Partido Popular

Dos años de internamiento en régimen cerrado al menor que agredió a Rajoy en Pontevedra

La fiscalía llegó a un acuerdo de conformidad con la defensa del joven, mayor de edad hace dos meses

Momento de la detención del menor.MONICA PATXOT (Pontevedra) (atlas)

Más información

El juzgado de Menores de Pontevedra condenó a dos años de internamiento en régimen cerrado y uno en libertad vigilada al joven que, el pasado mes de diciembre, le dio un puñetazo en la cara al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, cuando paseaba por las calles de Pontevedra en plena campaña electoral.

El agresor, que entonces tenía 17 años, alcanzó la mayoría de edad en marzo, dos meses antes del juicio de conformidad que se celebró ante el tribunal de Menores de Pontevedra. La sentencia, dictaminada con el acuerdo de las partes, ha tenido en cuenta el arrepentimiento del agresor que reconoció los hechos.

Según el acuerdo de conformidad alcanzado en mayo, el joven reconoció los cargos derivados de un delito de atentado contra la autoridad en el subtipo agravado. Su defensa, que logró pactar una rebaja de la pena, ha admitido la condena de internamiento que conlleva la obligación de someterse a un programa o tratamiento de reeducación durante el tiempo que determinen los expertos.

El juicio ha permitido reducir la condena de tres años de internamiento en régimen cerrado a dos y otro año de libertad vigilada o régimen abierto —lo que había solicitado en un principio el Ministerio Fiscal en su escrito de conclusiones provisionales—.

Además, la fiscalía de Pontevedra también ha cambiado su calificación inicial para terminar retirando la agravante de la agresión como de extrema gravedad y dejándola en un subtipo penalmente inferior.

Régimen de internamiento

Desde que sucedieron los hechos e intervino la Fiscalía de Menores, el agresor de Rajoy ya ha pasado seis meses en régimen de internamiento en el centro especial de Montecelo, en Pontevedra. Este tiempo será descontado de la condena.

El juzgado de instrucción número uno de Pontevedra había adoptado esta medida cautelar previa a la decisión que acordara el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación y basándose en informes médicos y psiquiátricos del menor que obraban en la causa.

El joven se arrepintió de los hechos ante el tribunal y reconoció su intención de agredir a Mariano Rajoy cuando, el 16 de diciembre del pasado año, acudió al paseo electoral que había organizado el Partido Popular por el centro de Pontevedra.

Entonces tuvo el impulso de agredir al candidato, aunque sin ninguna connotación política, y se acercó a él con el pretexto de hacerle una foto, según explicó su abogado. En ese momento, le dio un fuerte puñetazo en la cara, rompiéndole las gafas, hasta que fue reducido por el equipo de seguridad personal del presidente en funciones y varios policías que rodeaban la zona.

Tras el ataque, Mariano Rajoy tuvo que ser atendido por los equipos sanitarios, pero no quiso ejercer ninguna acción penal contra el menor, restando importancia a la agresión.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50