Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capturado un sicario fugado tras una condena por asesinato en Cádiz

Julio Balader ingresa en la cárcel Modelo de Barcelona por disparar a una mujer en el cuello

Julio Balader, en el juicio por el asesinato de Raymond Vacarizzi.
Julio Balader, en el juicio por el asesinato de Raymond Vacarizzi.

El sicario Julio Balader, conocido como El Tenebroso, ha sido detenido por la Policía Nacional en Gavà (Barcelona) después de pasar cerca de dos meses en busca y captura por el asesinato de una mujer en El Puerto de Santa María (Cádiz). La Audiencia Provincial de Cádiz lo condenó a 18 años de prisión, una pena que cumple desde el pasado viernes en el centro penitenciario de Barcelona. Balader fue interceptado en un bar de la localidad en la que habitualmente se escondía y en la que ya fue detenido por anteriores asesinatos.

En esta ocasión, los agentes llevaban días siguiendo sus pasos y le detuvieron en establecimiento cercano a la casa de un amigo en la que se escondía. Con ello, se cumple el exhorto de la Audiencia Provincial que decretó su búsqueda, detención e ingreso en prisión al no presentarse para cumplir la condena por el asesinato de B. M. en septiembre de 2011.

Tanto el fiscal como la acusación particular manifestaron ante la Sección Cuarta de la Audiencia la necesidad de que entrase en prisión por el riesgo de fuga en la vista celebrada el pasado 6 de abril de 2016, cuando Balader estuvo presente. El juez prorrogó su decisión un día después, pero entonces ya había desaparecido.

En un principio, la Audiencia sospechaba que Balader podía huir fuera de España, ya que tiene familiares en el extranjero y vivió durante años en Francia. Tanto es así que se amplió al ámbito internacional la orden de busca y captura que se decretó, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ratificara la pena de la audiencia, ante el recurso interpuesto por la defensa de Balader.

Los hechos por los que ya cumple condena se remontan al verano de 2011, cuando el sicario asesinó a la mujer de la familia de Los Celestinos descerrajándole un tiro en el cuello. Los Celestinos habían huido desde Mérida hasta el barrio de Las Palmeras de El Puerto, por miedo a la venganza de Los Merinos. El desencadenante de la rivalidad fue una separación y un posterior matrimonio que se saldó con un tiroteo en el que murieron tres personas. Los Merinos se vengaron contratando a Balader un conocido sicario al que, hasta entonces, se le había perdido la pista.

A Balader se le acusó en 1986 de participar en el asesinato de Raymond Vaccarizi, mafioso internado en la cárcel La Modelo. Aunque fue condenado, el Tribunal Superior le absolvió porque no se cumplieron las garantías. El mismo resultado alcanzó años después en el asesinato de Georges Manoukian, en Francia. Se le perdió la pista hasta 2011, cuando reapareció para el asesinato por el que ahora cumple condena.

Más información