Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Castro: “No me sorprende que Roca lo niegue”

La Fiscalía de la Audiencia Nacional considera "improcedente" que el magistrado declare como testigo

El juez Castro llega a los juzgados de Palma.
El juez Castro llega a los juzgados de Palma. EFE

El juez José Castro ha dicho este lunes no estar sorprendido por el hecho de que el abogado de la Infanta Miquel Roca haya negado la propuesta de reunión "clandestina" para tratar la situación procesal de Cristina de Borbón en el caso Nóos. El magistrado envió un escrito al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga la causa abierta contra Manos Limpias y Ausbanc por extorsión, en el que apuntaba que el abogado de la Infanta le propuso en 2013 verse en secreto para tratar la situación de su defendida en la causa. Para la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la posibilidad de que Castro comparezca como testigo es "improcedente".

"No me sorprende", ha dicho el magistrado, preguntado por las manifestaciones de Roca, que ha negado las afirmaciones del juez recalcando que "ni directa ni indirectamente" propuso entrevista alguna "secreta y confidencial", como el instructor del caso Nóos denunciaba en el escrito remitido a la Audiencia Nacional.

A su llegada a los juzgados de Vía Alemania de Palma, el magistrado no ha querido ahondar más en la polémica abierta con la defensa de Cristina de Borbón. "Todo lo que tenga que decir se lo tengo que ofrecer primero a Santiago Pedraz", ha zanjado el magistrado.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional considera “improcedente” por su “inutilidad e intrascendencia procesal” que el juez del caso Nóos, José Castro, declare como testigo en el caso sobre las extorsiones de Manos Limpias después de que trascendiera la carta. El fiscal, Daniel Campos, considera que este supuesto encuentro, desmentido por el propio Roca, no tiene trascendencia para el proceso sobre extorsión en torno a Manos Limpias –entidad que ejerce la acusación contra la Infanta en el caso Nóos- y considera inútil citar a Castro como testigo en esta causa.

En el escrito enviado a Pedraz, Castro afirmaba que en el año 2013, en los días previos a decidir si la Infanta declararía como imputada, el despacho de Roca a través del abogado que tienen en Palma, Jaime Riutord, se dirigió a él y le ofreció la posibilidad de celebrar una reunión. El magistrado señalaba que se la propusieron en una finca de Barcelona o Mallorca alejada de fotógrafos y periodistas para asegurarse "la más completa intimidad".

"Meras especulaciones"

El fiscal considera que el juez Castro hace "meras especulaciones" en su misiva sobre las posibles "proposiciones" que pudo haberle hecho la defensa de la Infanta en ese supuesto encuentro clandestino.

"Que un letrado solicite una entrevista o reunión con el instructor de una causa en la que interviene como abogado no es algo que pueda calificarse en absoluto extraordinario o sospechoso", afirma el acusador público. El fiscal no ve lógico que Roca le fuera a proponer algún comportamiento ilegal al juez Castro, posibilidad que apuntaba en magistrado balear en su misiva. Y recuerda que en el caso sobre las extorsiones de Manos Limpias, el letrado de la Infanta ha acudido a la policía para denunciar los contactos indirectos del sindicato de Miguel Bernad en los que exigía tres millones de euros a cambio de retirar la acusación contra la hija de Juan Carlos I.

En el escrito, Castro dice que les transmitió que la reunión tenía que celebrarse en su despacho o en el juzgado de guardia, aunque este ofrecimiento no tuvo respuesta. El magistrado envió la misiva por si pudiera ser de utilidad en la investigación que Pedraz mantiene abierta por extorsión contra los líderes de Ausbanc y Manos Limpias, acusación popular en el caso Nóos y la única que acusa a la Infanta en el juicio que se sigue desde enero en la Audiencia Provincial.

Más información