Iglesias busca contener la imagen de radicalidad de la alianza con IU

El líder de Podemos rechaza la etiqueta de "antisistema" y apela a "la mayoría social a la que puede llegar gente muy distinta"

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, este viernes en Zaragoza.
Pablo Iglesias y Pablo Echenique, este viernes en Zaragoza.Javier Cebollada (EFE)
Más información
Echenique: “Si el PSOE no quiere pacto con Podemos, su única opción es el PP”
La militancia de Anova aprueba por amplia mayoría reeditar En Marea
Errejón rechaza “drásticamente” que el Supremo investigue a Homs
El militar candidato de Podemos: “Soy pacifista y antimilitarista”

El líder de Podemos trató este viernes de contener la imagen radical que proyectan la alianza con Izquierda Unida y los consiguientes ajustes en las listas, que en Andalucía han certificado vínculos con el Partido Comunista y con el Sindicato Andaluz de Trabajadores. Pablo Iglesias presentó a Podemos, durante un acto en Zaragoza, como “fuerza que defiende la ley y el orden”. Rechazó la etiqueta de “antisistema” y apeló a “la mayoría social a la que puede llegar gente muy distinta”.

La dirección de Podemos busca la forma de compaginar su discurso fundacional, el de la transversalidad, con la coalición electoral con Izquierda Unida. Algunas de las decisiones de los últimos días y el protagonismo adquirido por el exdirigente comunista Julio Anguita, uno de los referentes de Iglesias, demuestran que el partido emergente ha optado por dejar de disimular su filiación netamente de izquierdas. No obstante, la aspiración de mantener una disputa directa con el PP el próximo 26 de junio obliga a la cúpula de Podemos a defender también un proyecto transversal —eje de la estrategia de Íñigo Errejón— o, al menos, dirigido a la mayoría de la sociedad.

Iglesias, que participó en Zaragoza en un acto con el secretario de Organización, Pablo Echenique, desgranó algunos conceptos básicos como el respeto a la ley o la separación de poderes para defender un programa de sentido común. “Estas ideas tan sencillas”, enfatizó, “configuran una mayoría social a la que puede llegar gente muy distinta”. El líder de Podemos nunca ha ocultado su formación de izquierdas. Por ejemplo, a los 14 años se afilió a las juventudes comunistas. Este viernes volvió a explicar que su partido busca ir más allá para ampliar el espectro de potenciales electores. “Cuando nos preguntan por ideologías, pues claro que algunos de nosotros las tenemos, pero hay algo todavía más importante: el respeto por las instituciones, el respeto por la ley, el respeto por la separación de poderes”. “Por eso”, insistió, “cuando os digan antisistema decid que no, que antisistema son ellos, los que han convertido el sistema en un privilegio para una minoría”.

Este discurso busca presentar a Podemos como fuerza que el histórico líder del Partido Comunista Italiano (PCI) Enrico Berlinguer —el primer teórico del sorpasso, en los setenta, y citado por Iglesias en múltiples ocasiones— calificaba “de lucha y de gobierno”. La coalición entre Podemos e IU tiene un objetivo instrumental, superar al PSOE y tratar de competir con el PP. “Ahora nuestra obligación es demostrar que le podemos ganar las elecciones a Mariano Rajoy y al PP”, clamó Iglesias ante un millar de simpatizantes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

F. Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS