Detenido en Toledo un hombre que engañaba a niñas para obtener de ellas material pornográfico

El arrestado, que se hacía pasar por adolescente en Internet, utilizaba las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea

Agentes policiales detienen a un hombre por engañar a niñas para obtener material pornográfico.Vídeo: EFE

La Policía Nacional ha detenido en Toledo a un hombre de 30 años que engañaba a niñas para obtener de ellas material pornográfico. El detenido, según la policía, venía desarrollando esta actividad desde 2008 y había conseguido su objetivo en al menos un centenar de ocasiones. Entre las víctimas hay españolas y extranjeras.

Más información
La policía pide ayuda para localizar a las víctimas del ‘rey del porno’
Detenido un menor por intercambiar pornografía infantil por WhatsApp
Cuatro detenidos en Madrid, Asturias y León por corrupción de menores

El arrestado, que se hacía pasar por un adolescente en Internet, según las investigaciones, utilizaba las redes sociales y diferentes plataformas de mensajería instantánea para atraer a las menores mediante engaños, haciéndolas creer que compartía con ellas inquietudes para después, bajo la falsa creencia de que mantenían una relación sentimental virtual, obtener fotos y vídeos sexuales. La mayoría de las víctimas tenían entre 11 y 16 años.

La investigación comenzó después de que los padres de una menor de 11 años que vivía en una provincia de Málaga reportaran su desaparición. Según un comunicado de la policía, tras las investigaciones sobre las circunstancias de la fuga se determinó que detrás de la misma había un inductor. Se trataba de un individuo con el que la menor mantenía contacto diario desde hacía tiempo a través de redes sociales y desde una aplicación de mensajería instantánea. Comprobaron, además, la existencia de conversaciones entre ambos con un alto contenido sexual y el intercambio de imágenes y vídeos pornográficos. Tras identificar al presunto responsable, los agentes de la Guardia Civil comprobaron que esta persona también estaba siendo investigada por la Policía Nacional, que había recibido otra denuncia de una menor, también de 11 años, que vivía en Madrid, por lo que ambos cuerpos policiales continuaron la operación de manera conjunta.

A inicios de mayo, las autoridades policiales encontraron en su domicilio "infinidad de dispositivos de almacenamiento informático con imágenes y vídeos pornográficos donde aparecían menores". El juez ha decretado su ingreso a prisión. Se le imputan los delitos de corrupción de menores, coacciones, amenazas e inducción de menores al abandono de domicilio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS