Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la ballena hallada en una playa de Huelva

Medio centenar de personas trataron de mantenerla con vida para devolverla al mar

Rescate del rorcual aliblanco juvenil en Ayamonte (Huelva).

La ballena que ha aparecido viva en la mañana de este miércoles varada en la playa de Punta del Moral, en Ayamonte (Huelva), junto al espigón, ha muerto. Medía ocho metros y pesaba tres toneladas. Los veterinarios la estuvieron hidratando durante 11 horas, a la espera de que subiera la marea. Hubo tres intentos de que saliera a mar abierto.

Los veterinarios llegados a la zona apuntaron que se trataba de un rorcual aliblanco juvenil, una especie que puede llegar a alcanzar los 20 metros de longitud en su madurez. Apareció en la costa onubense probablemente a causa del temporal. Se esperaba que pudiera volver al agua con la pleamar prevista sobre las 17.00 de este miércoles y la posterior subida de la marea. Sin embargo, y aunque la hidratación fuera del agua se mantuvo hasta las 19.00 —con el control de los agentes de medio ambiente y una veterinaria del centro de recuperación de especies amenazadas de Sevilla—, el animal estaba muy debilitado. Se logró acercarla al agua y la ballena hizo dos intentos de salir a mar abierto. En el tercer intento se golpeó contra el muro del espigón, lo que provocó su muerte.

La tarea fundamental organizada en la zona por los servicios de emergencia y los expertos ha consistido desde primera hora en hacer un surco alrededor del animal para que entre el agua desde el océano y pudiera mantenerse hidratado y con vida. "Estamos esperando a que suba la marea para que salga por su propio medio, aunque los veterinarios apuntan que en el 99% de los casos, los animales que aparecen varados en las costas, terminan muriendo porque vienen con problemas previos", apuntaba Francisco Cristóbal, concejal de Playas del Ayuntamiento de Ayamonte, que avanzó que los veterinarios barajaban la posibilidad de sedarla "un poco" para tranquilizarla y que pudiera volver al agua.

En la zona, a la que no se podía acceder por mar debido al temporal y tampoco se podía entrar con una grúa por la inestabilidad del terreno, permanecía desde primera hora de la mañana personal del Servicio de Emergencias 112, el Seprona, Salvamento Marítimo y un equipo veterinario, además de las decenas de ciudadanos que se acercaron al lugar para prestar su ayuda en la tarea de hidratación del animal. El partido animalista PACMA lanzó durante la mañana avisos de emergencia en Twitter para alertar de la necesidad de voluntarios en la zona para que mediante cubos de agua volcados sobre la ballena la mantuvieran con vida.

Durante la tarde se llevó una máquina excavadora para abrir un canal y tratar de hacer más fácil la llegada del océano hasta la ballena y acudieron los bomberos con mangueras de agua para hidratar permanentemente.

Imagen de los voluntarios durante la hidratación de la ballena, en Ayamonte, (Huelva).
Imagen de los voluntarios durante la hidratación de la ballena, en Ayamonte, (Huelva).
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información