Un exdirector de Salesianos en Cádiz niega los abusos sexuales a menores

El docente se enfrenta a una petición de 38 años de cárcel por 12 supuestos delitos

López Luna, a su llegada a la Audiencia Provincial de Cádiz.Foto: atlas | Vídeo: ROMÁN RÍOS

El exdirector del colegio de los salesianos en Cádiz Javier López Luna ha negado este jueves haber cometido abusos sexuales y faltas de lesiones continuadas a alumnos, en la primera sesión del juicio en la Audiencia Provincial en el que comparece como acusado. El sacerdote ha declarado que "jamás" agredió o abusó de los doce menores de 12 a 14 años cuando era director de la institución salesiana en la capital. "He sido un niño entre niños. Ese fue mi error", ha declarado el acusado ante las preguntas del fiscal. De hecho, ha explicado que su intención era "empatizar" con los chicos que tenían necesidades educativas especiales con el fin de "ayudarles".

El juicio ha arrancado a las 10 de la mañana en la Sección Tercera de la Audiencia y se prolongará durante nueve sesiones. La Fiscalía pide para López Luna 38 años de prisión por delitos contra la moral y abusos sexuales continuados desde 2011 hasta 2013. El sacerdote se ha enfrentado en esta primera jornada a las preguntas del fiscal y la defensa, mientras que se ha acogido a su derecho a no responder a las preguntas del abogado de la acusación de la Junta de Andalucía, que representa a un menor. Aunque ha negado los hechos de los que se le acusan, el salesiano sí ha reconocido que se "rebajó y puso al nivel de los alumnos", por lo que llegó a "jugar con ellos". Sin embargo, ha considerado que se han "empeñado en deformar la relación".

Más información
El exdirector de un centro salesiano irá a juicio por abusar de 12 niños
Imputado el ex bibliotecario del colegio salesiano de Cádiz por encubrir abusos
En libertad con cargos y sin fianza el exdirector del colegio salesiano de Cádiz
El doble juego de don Javier
El juez ordena el ingreso en prisión del cura detenido por castigos y tocamientos
La policía de Cádiz identifica a más de 40 supuestas víctimas del sacerdote

Los hechos que se juzgan se remontan a una primera denuncia en julio de 2013 de una madre preocupada por la relación que el director mantenía con su hijo. Poco después se sucedieron otras 11 denuncias más en las que los menores contaron haber sufrido tocamientos, bofetadas, pescozones y amenazas. Según estas declaraciones, este tipo de acciones ocurrían siempre en el despacho del director y se basaban en jugar a las palizas y otros juegos con un componente más sexual.

Sin embargo, López Luna ha negado hoy haber participado en estas palizas: "Eso lo hacían entre ellos. No voy a entrar a explicarlos porque yo no tuve nada que ver". También ha desmentido tajante que ocurriese un caso concreto narrado por el fiscal por el cual el exdirector llegó a untar espuma de afeitar dentro del pantalón de un menor.

Después de dos años y medio de una instrucción larga y compleja, en las próximas jornadas del juicio se escucharán las grabaciones de estas declaraciones de los menores, para evitar tener que exponerlos de nuevo a revivir los hechos. Es unas de las decisiones del tribunal a la que la defensa se ha mostrado contraria al considerar que se efectuó "una instrucción subjetiva". En total, por la Sección Tercera de la Audiencia pasarán 73 testigos, 27 de ellos menores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El tribunal tendrá que dirimir hasta qué punto se produjeron esos supuestos abusos sexuales que llevaron al sacerdote a estar más de un mes en prisión y a quedar, posteriormente, en libertad con cargos. Hoy, López Luna, y a preguntas de su abogado Manuel Montaño, ha defendido su labor docente en Cádiz y en otros centros, como en los salesianos Badajoz. Frente a ello, ha apuntado que en "no han entendido lo que quería hacer por ellos y se han aprovechado de mi persona".

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS