Muere un hombre de 30 años tras ser detenido por resistirse a su desahucio

El fallecido, arrestado por morder supuestamente en una pierna a un agente, murió en el hospital al que le trasladaron los policías

Un hombre de 30 años, de origen cubano y que responde a las iniciales L. R. B., ha fallecido tras ser detenido después de que fuese desahuciado a primera hora de la tarde en la calle Independencia de Oviedo. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, el hombre fue arrestado por morder supuestamente en una pierna a un agente.

Más información
Salvados por la ley antidesahucios
Cinco años viviendo en 15 metros cuadrados

Fue durante su traslado a comisaría cuando, según ha explicado la Jefatura Superior de Policía de Asturias, los agentes se percataron de que el detenido respiraba con dificultad y mostraba un gran estado de ansiedad. Entonces, lo llevaron al hospital, donde falleció.

Antes de ello, la Comisión Judicial que iba a desahuciarlo, había solicitado la presencia de una patrulla después de que L. R. B. se negase a abrir la puerta de su vivienda. Los agentes, tras hablar y negociar con él, le convencieron para que les dejara pasar y, tras recibir la orden de desahucio, se disponía a abandonar la vivienda. No obstante, según la Jefatura Superior, el ciudadano cambió entonces de actitud "de forma sorpresiva", y se abalanzó sobre uno de los policías, al que mordió en una pierna.

Los policías arrestaron entonces al hombre, acusado de atentado contra la autoridad, y procedieron a trasladarlo hasta la comisaría. Fue entonces cuando los agentes observaron que presentaba "un gran estado de ansiedad" y lo llevaron hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Una vez en el centro sanitario y transcurridos unos veinte minutos, el servicio médico informó a los policías del fallecimiento del detenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS