El 0,74% de los militares da positivo en drogas

La Asociación Unificada de Militares Españoles denuncia que los test no buscan la prevención y la rehabilitación sino la expulsión de las Fuerzas Armadas

El 0,74% de los 162.797 análisis de drogas realizados en 2014 a miembros de las Fuerzas Armadas dieron resultado positivo, según datos del Ministerio de Defensa. Más del 93% de los positivos lo fueron al consumo de cannabis o cocaína. Estos porcentajes están muy por debajo de la media de la población española, donde el consumo de cannabis llega al 9,2% y el de cocaína al 2,2%, según las estadísticas del Observatorio Español de las Drogas y Toxicomanías (OEDT).

Imagen de un ejercicio realizado en un cuartel de Cádiz.
Imagen de un ejercicio realizado en un cuartel de Cádiz.Román Ríos (EFE)

Pese a la escasa incidencia del consumo de drogas en los cuarteles, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha elaborado un informe en el que denuncia que la política que desarrolla el Ministerio de Defensa se aparta de la Estrategia Nacional Sobre Drogas (ENSD) y no busca tanto la prevención del consumo y la rehabilitación del toxicómano como su expulsión de las Fuerzas Armadas, además de suponer una conculcación masiva de los derechos de los militares y una intromisión generalizada en su intimidad.

El informe denuncia que los análisis de orina pueden detectar presencia de cannabis hasta 80 días después de su consumo, por lo que no diferencian si este se ha producido en el ámbito privado o durante el servicio. Además, al demorarse los resultados de los análisis, no evita situaciones de riesgo, como el uso de armamento o vehículos bajo efecto de drogas.

Las pruebas antidroga están extendidas en los ejércitos, aunque el informe de AUME denuncia que se centran sobre todo en el personal de tropa, lo que niega Defensa. Los 162.797 realizados en 2014 (lo datos del año pasado aún están en elaboración) suponen 1,3 análisis por cada uno de los 121.310 militares en activo.

Dar positivo puede arruinar la carrera de un militar. De entrada, haber tenido un positivo en los últimos dos años es motivo suficiente para ser excluido de misiones internacionales; y tres positivos en el mismo periodo se consideran consumo reiterado y puede sancionarse como falta disciplinaria muy grave y la rescisión del contrato en el caso de la tropa, aunque dicho consumo haya sido esporádico y en el tiempo libre. Por contraposición, el código de la Guardia Civil, un instituto de carácter militar, considera falta disciplinaria dar tres positivos en un año, es decir, en la mitad de tiempo.

Más información
Convenio para la prevención de la droga en los cuarteles
3.338 soldados fueron sancionados por consumir drogas en la mili en 1993
Detenidos cuatro soldados con 38 kilos de hachís en un cuartel de Tarifa
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Defensa ensalza la política que viene aplicando, pero admite que habrá que introducir cambios en el tercer Plan General de Prevención de Drogas en las Fuerzas Armadas, que en 2017 sustituirá al actual. Asegura que la Inspección General de Sanidad está adquiriendo equipos para análisis de saliva como los que utiliza la Guardia Civil de Tráfico, que permiten tener un resultado inmediato sin esperar varios días. También está en proyecto realizar análisis de cabello, que detectan el consumo a largo plazo, aunque los expertos de AUME los consideran tan invasivos como los de orina.

Defensa sostiene que su plan incluye programas preventivos (como charlas y pruebas deportivas) y que existe un seguimiento de los afectados para propiciar su rehabilitación, pero admite que “las especiales características del medio militar, derivadas de la necesidad de garantizar la seguridad individual y colectiva, justifican la adopción de medidas encaminadas a la erradicación del consumo de drogas en las Fuerzas Armadas”.

500 expulsiones

 Defensa asegura no disponer de datos sobre el número de expedientes disciplinarios o de pérdida de condiciones psicofísicas abiertos por consumo de drogas o sustancias psicotópicas. Solo se sabe que el total de expulsiones por razones disciplinarias o médicas asciende a más de 500 en los últimos diez años.

AUME critica que, frente a la intolerancia con las drogas, se haga la vista gorda con el alcohol: solo 22 análisis (0,014% del total) dieron positivo a su consumo en 2014. Defensa lo justifica alegando que el rastro del alcohol en la orina se elimina antes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS