Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irene Lozano no repetirá en las listas del PSOE en las elecciones del 26-J

"En este momento mi intención es involucrarme en proyectos profesionales", señala

Nuevas elecciones en España:.  Irene Lozano, en el Congreso.

Segunda baja en el PSOE en menos de 24 horas. Irene Lozano ha comunicado este jueves que no repetirá en las listas del 26 de junio, apenas unas horas después de que Carme Chacón anunciara que tampoco participará en las elecciones generales. "En este momento mi intención es involucrarme en proyectos profesionales que por un tiempo exigirán mi dedicación completa. Hacer política en el PSOE ha sido para mí una experiencia única y un aprendizaje que forma parte ya de mi bagaje vital", ha escrito Lozano en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, donde ha agradecido a Pedro Sánchez su "honestidad y su trabajo infatigable por el cambio".

La exdiputada de UPyD concluye con un mensaje dirigido al líder socialista: "Estoy segura de que será el próximo presidente y eso será lo mejor para nuestro país". Lozano, sin embargo, nunca contó con el respaldo de la siempre convulsa federación socialista madrileña. Su fichaje como independiente, a dos meses de las elecciones del 20-D, fue recibido con recelo tanto en Madrid como en otras federaciones territoriales del PSOE. Lo mismo sucedía cuando los interlocutores pertenecían a la Ejecutiva de Sánchez. El secretario general fue, desde el principio hasta el final, el único valedor con galones de Lozano junto al portavoz parlamentario, Antonio Hernando. Consciente de la animadversión que despertaba, Lozano ha anunciado su renuncia pasadas las 13.30.

"Irene continuará en las listas y como número cuatro por Madrid; lo contrario sería reconocer que fue un error apostar por ella", confiaban la semana pasada en Ferraz. "Mi voluntad es que se repitan las listas electorales en los puestos y con los mismos nombres", afirmó Sánchez este jueves, a primera hora de la mañana, en una entrevista en la Cadena SER. Su sintonía con la secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, reforzaba los planes del dirigente socialista: las listas solo se modificarían por circunstancias sobrevenidas y con un rol protagonista de las ejecutivas territoriales. En cambio, la renuncia de Lozano resta crédito al secretario general del PSOE y roza a la excomandante Zaida Cantera, también fichada como independiente como número seis en Madrid y muy vinculada a la periodista. Distintos cargos del PSOE madrileño daban por hecho que también renunciaría a su puesto en las listas, en consonancia con la decisión de Lozano. Ferraz, en cambio, no solo no cuestiona su continuidad, sino que ha confirmado su permanencia.

El malestar de todas las familias, clanes y subclanes del PSOE madrileño fue generalizado ante la apuesta de Sánchez por Lozano, una política que la legislatura anterior se ganó su espacio en el Congreso por sus críticas a los socialistas. Los nuevos compañeros de partido de Lozano tampoco olvidaron su presentación, el pasado verano, a las primarias de UPyD para suceder a Rosa Díez en las que resultó elegido Andrés Herzog. La justificación que se daba en Ferraz a la presencia de Lozano y Cantera en la lista por Madrid fue que, precisamente, esta venía a ser la lista del candidato del PSOE a La Moncloa.

La irrupción de Meritxell Batet como número dos complicó la ecuación aún más. La foto de familia de la diputada catalana con sus colegas del PSC que obtuvieron escaño en las últimas generales no agradó en el PSOE madrileño. El presente inmediato de Batet también queda en el aire, y más después de que Sánchez observara este jueves que podría ser la candidata del PSC en lugar de Chacón. "[Batet] tiene atributos y títulos suficientes para ocupar esa responsabilidad u otra", la ha definido. Batet no se ha cerrado a la posibilidad de presentarse a las primarias del PSC para elegir al cabeza de lista por Barcelona. "Creo que hay tiempo, no mucho, pero hay tiempo para pensar y creo que me lo voy a tomar, aunque sean unas horas", ha señalado la secretaria de Estudios y Programas del PSOE.

Efecto en cadena

Como si se tratara de un efecto en cadena, el baile de puestos se antoja trepidante y podría beneficiar a Luz Rodríguez, secretaria de Empleo del PSOE, y Ángeles Álvarez, reconocida activista feminista. La decisión de Sánchez de presentar a Rodríguez en las listas por Guadalajara, para abrir precisamente el espacio a Batet, Lozano y Cantera, no convenció en el PSOE-M, sin distinción entre los partidarios y críticos de Sánchez. En cuanto a Álvarez, diputada la legislatura pasada y primera señoría de las Cortes que se declaró abiertamente lesbiana, fue en el puesto octavo de la lista cremallera de Madrid. El PSOE solo obtuvo seis escaños por esta comunidad autónoma el 20-D, por lo que se quedó fuera del hemiciclo. La salida de Lozano y la incertidumbre en torno a Cantera y Batet podrían jugar a favor de Rodríguez y Álvarez. La presencia de ambas en puestos de salida en las listas contribuiría a la paz interna del PSOE-M.

Lo mismo que a Álvarez le sucedió a Eduardo Madina, que tras renunciar a ir por las listas del País Vasco fue ubicado como siete por Madrid. Sánchez le colocó en ese lugar, por detrás de Antonio Hernando (tercero) y Rafael Simancas (quinto). El principal rival de Sánchez en las primarias en las que fue elegido secretario general del PSOE tampoco salió. Sánchez defendía, horas antes de conocer la renuncia de Lozano y la última crisis abierta en el socialismo madrileño, que Madina repitiera en el mismo lugar porque, en su opinión, es "un puesto muy digno".

"Siempre le he dicho a Eduardo en público y en privado, una persona que ha competido por la secretaría general y una referencia para militantes del PSOE, que en mí siempre va a encontrar un aliado y contaré con él con orgullo", afirmaba Sánchez este jueves. Horas después, el PSOE madrileño se enfangaba en su última crisis. "Por mucho que nos cambien el nombre, que ahora seamos el PSOE-M y antes fuéramos el PSM, siempre seremos la antigua FSM", sentencia un diputado con varias legislaturas a sus espaldas.

Cantera estaría "encantada" de continuar en las listas

EFE

La diputada del PSOE Zaida Cantera, excomandante del Ejército, ha asegurado este lunes que estaría "encantada" de continuar en las listas de su partido al Congreso y ha dicho que respeta la decisión de Irene Lozano de renunciar a figurar en la candidatura.

Cantera ha hecho hincapié en los "motivos personales" que ha aducido Lozano para no ir las listas, por los que, ha dicho, tiene todo su respeto.

Preguntada por si se ha planteado continuar en las listas después de la renuncia de Lozano, la excomandante ha señalado que está "encantada" de ofrecerse al partido y que este determine si debe continuar o no.

Cantera ha asegurado que no ha hablado "nada" con su partido sobre el lugar que ocuparía en las listas y si sería el cuarto puesto que deja libre Lozano y ha insistido en que se pone "a disposición de los militantes" socialistas y de lo que determine el partido.

"Estoy encantada de poder seguir en las listas, eso depende de los mecanismos internos del PSOE", ha declarado.

En cualquier caso, Cantera ha añadido que si le ofrecen continuar en la candidatura "claro" que "diría que sí" y ha asegurado que no tiene "predilección" por figurar en ningún puesto en concreto

Más información