Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde población por cuarto año consecutivo

A 1 de enero de 2016 se contabilizaron 99.439 habitantes menos que el año anterior en el padrón

Viajeros en el Aeropuerto de Barajas, Madrid.
Viajeros en el Aeropuerto de Barajas, Madrid.

España pierde cada vez más población. Las razones son principalmente dos: la caída del número de extranjeros y la cantidad de españoles hacen sus maletas sin viaje de vuelta. A 1 de enero de 2016 se contabilizaron 99.439 habitantes menos que el año anterior, según los datos provisionales publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que representa una disminución del 2,7%. En España viven 46.524.943 de personas.

La disminución de población es una tendencia que viene desde los últimos cuatro años, desde 2012. El número de extranjeros, que representan el 9,9% de la población, ha bajado en 128.372 este año, mientras que el incrementado de españoles inscritos ha sido de 28.933.

Los países cuyos ciudadanos protagonizaron los mayores descensos fueron: Rumanía (37.132), Reino Unido (29.315) y Ecuador (18.327). En término relativos, sin embargo, y entre las nacionalidades con más número de extranjeros, los mayores descensos se dieron entre las nacionalidades ecuatoriana, británica y alemana. En cambio, donde más incremento se registró fue entre los ciudadanos de Ucrania, China y Rusia. La mayoría de los foráneos que se fueron del país en 2015 pertenecen a la Unión Europea (111.526), mientras que la cifra de los no comunitarios fue de 16.846.

Además de la caída del número de extranjeros hay otro factor: los españoles que salen del país. La cantidad de españoles que viven fuera ha aumentado un 56,6% desde 2009, según los datos publicados por el INE el pasado marzo. La principal razón de este incremento es la nacionalización de los extranjeros que luego decidieron regresar a su país de origen o trasladarse a otro país. 

España pierde población por cuarto año consecutivo

En España viven 4,6 millones de extranjeros, de los cuales casi 1,8 millones pertenecen a la Unión Europea. Dentro de estos, los más numerosos son los rumanos, británicos e italianos. Entre los extranjeros no comunitarios los más numerosos son los marroquíes, chinos y ecuatorianos. Marroquíes, rumanos y británicos son las principales nacionalidades de los extranjeros que residen en España.

Los datos provisionales del padrón muestran que la población extranjera es más joven que la española. La edad media de los inscritos en el padrón tiene una variación importante según la nacionalidad. La de los españoles es de 43,5 años, casi 10 años por encima de la de los extranjeros (35,6). Las edades medias más altas están la de los ciudadanos británicos (53) y alemanes (49,2), mientras que la baja más corresponde a los marroquíes (29,9) y chinos (30,5).

Según las estadísticas, a 1 de enero de 2015 las comunidades autónomas más pobladas fueron Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana. En cambio, las comunidades con menos población siguen siendo La Rioja, Cantabria y Navarra.

En el último año la población ha disminuido en todas las comunidades a excepción de Madrid, Islas Baleares y Cataluña. Las que más perdieron, en cambio, fueron la Comunidad Valenciana y Castilla y León. 

Más información