Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facua pide personarse como acusación particular y popular en el caso de Ausbanc

Pineda, a través de Manos Limpias, intentó que se imputara al portavoz de la organización en una causa

Rubén Sánchez, portavoz de Facua, en agosto de 2012.
Rubén Sánchez, portavoz de Facua, en agosto de 2012.

La organización de consumidores Facua ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz personarse como acusación popular y particular en la causa que investiga la red de extorsión encabezada por el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ambos en prisión tras su detención en la Operación Nelson. "Nuestro objetivo es actuar en representación de los intereses generales de los consumidores y también como víctima de la campaña de derribo sufrida durante años por esta trama", ha precisado el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. La organización ha presentado el escrito este miércoles. 

Sánchez ha argumentado que su entidad ha pedido personarse como acusación particular ante la "campaña de desprestigio sistemática y obsesiva" encabezada por Pineda durante años para "derribar" a su organización. Entre otras acciones, y tal y como recoge Pedraz en su auto, el responsable de Ausbanc pidió a un abogado de Manos Limpias que consiguiera la imputación de Sánchez en el caso de las presuntas facturas falsas del sindicato UGT (que investiga supuestas irregularidades en el uso de subvenciones). "En este asunto se vuelve a observar como Luis Pineda emplea al sindicato Manos Limpias para que se persone como acusación popular en determinados procedimientos en los que Luis tenga interés y que le beneficien a él o a Ausbanc", señala Pedraz en dicho auto. "Pineda quería presentar a Facua como una organización dedicada a la extorsión, que pedía dinero a las empresas a cambio de no denunciarlas, de una manera, Ausbanc estaba proyectando en Facua los delitos de los que ahora se le acusa", ha señalado Sánchez.

Como argumentos para personarse como acusación popular, la organización considera que hay "multitud de consumidores afectados por el engaño de una trama que se hacía pasar por una asociación de consumidores no lucrativa y que no era más que un negocio". "Ha sido un engaño masivo. Ausbanc ha recibido millonarias subvenciones que estaban dirigidas a la defensa de los consumidores", ha señalado Sánchez, quien critica que varias Administraciones sigan manteniendo a la entidad de Pineda en su registro de asociaciones. "Ya han sido varias las personas que se han puesto en contacto con nosotros para saber si han sido víctimas de sus malas artes", ha apuntado Sánchez, quien declarará como testigo este jueves ante la policía. "Las prácticas de Ausbanc eran vox pópuli en el sector, pero no teníamos pruebas", ha añadido.

Sánchez y Pineda mantienen desde años un duro enfrentamiento que ha llegado hasta los tribunales con sentencias sin precedentes. El líder de Ausbanc ha sido condenado en dos ocasiones por difamación o intromisión ilegítima en el derecho al honor del portavoz de la organización de consumidores. En la primera sentencia (pendiente del recurso de casación presentado por Pineda en el Tribunal Supremo), el juez le condenaba a publicar el fallo de la sentencia todos los días durante un mes en su cuenta de Twitter, el mismo medio por el que incurrió en la difamación. Además de esta medida, Pineda debe borrar los 57 tuits objeto de la demanda y pagar 4.000 euros. La otra sentencia está recurrida ante la Audiencia Provincial.

Más información