Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi: “También somos responsables del sufrimiento, queremos reparar el dolor”

PP, UPyD, PSOE y Ciudadanos han guardado un minuto de silencio por las víctimas de ETA en el Parlamento Europeo

Otegi durante su intervención en el Parlamento Europeo.

La vuelta de Arnaldo Otegi a la actividad política tras su salida de la cárcel despierta adhesiones y rechazos más allá de las fronteras españolas. El líder de la izquierda abertzale ha intervenido en una charla en la Eurocámara bajo el título La actual situación del proceso de paz vasco invitado por el Grupo de Amigos del País Vasco, que ha presentado poco antes de su llegada un informe sobre los derechos humanos de los presos vascos. En su comparecencia no ha faltado la autocrítica: "También nosotros somos responsables del sufrimiento que se ha causado", ha reconocido. 

Pese al ejercicio de admitir errores pasados, Otegi ha alternado el discurso conciliador con reivindicaciones históricas de la izquierda abertzale, entre ellas el acercamiento y la liberación de los etarras encarcelados, a los que otorga la denominación de presos políticos: "Soy de la opinión de que los presos políticos vascos y los deportados tienen que volver. Cuando un conflicto ha terminado no se mantiene en prisión a quien ha participado en él", ha señalado. El dirigente independentista ha criticado el inmovilismo del Gobierno, al que ha culpado de que el desarme de ETA no se haya producido todavía. "¿Cómo se puede entender que tras 50 años de grave conflicto en nuestro país, cuando ETA manifiesta su disposición a neutralizar sus arsenales y desarmarse haya un Gobierno que diga "no, no, no quiero saber nada?'", se preguntó.

El secretario general de Sortu también pidió a la clase política un cambio de actitud que facilite el diálogo: "Estamos dispuestos a plantear dinámicas de reparación para aliviar el dolor causado, pero pedimos que cada vez que demos un paso no haya una actitud de sabotaje y no haya una actitud insaciable para decir con simpleza que no hemos cambiado". La palabra paz ha sido una de las más repetidas por el dirigente vasco: "Hemos hecho una apuesta decidida por la paz, por cambiar de estrategia".

La eurodiputada popular Teresa Jiménez-Becerril cargó contra la presencia de Otegi y lo que considera es un lavado de imagen: "Aquí no ha habido ninguna guerra. No hay que pactar ninguna paz ni este hombre puede venir aquí a pasearse como un hombre de paz", lamentó Jiménez-Becerril, que portaba una camiseta con los rostros de su hermano y la esposa de este, asesinados por ETA en 1998.

Teresa Jiménez-Becerril junto a Maite Pagazaurtundua, tras el minuto de silencio en el Parlamento Europeo.
Teresa Jiménez-Becerril junto a Maite Pagazaurtundua, tras el minuto de silencio en el Parlamento Europeo.

PP, Ciudadanos y UPyD se opusieron a que Otegi hablara en la institución europea, y han  guardado junto a los socialistas un minuto de silencio por las víctimas para protestar contra su llegada. "Trata de tapar su responsabilidad por los minutos de silencio que no ha guardado", criticó Maite Pagazaurtundua, eurodiputada de UPyD y víctima del terrorismo. "No hay ese elemento moral de la vergüenza por haber sido parte de ETA. (...) Ha venido como un lobista de los terroristas que cumplen condena y los llama presos políticos. Eso es falso", añadió refiriéndose a Otegi. El Gobierno español también había mostrado su rechazo a la visita por medio de los ministros de Justicia y Sanidad en funciones, Rafael Catalá y Alfonso Alonso, que pidieron que no fuera recibido.

IU y Podemos no participaron en el minuto de silencio. Xabier Benito, eurodiputado de la formación liderada por Pablo Iglesias, explicó su ausencia comentando que la presencia de Otegi no justificaba que se llevara a cabo esa conmemoración. "Por respeto con todas las sensibilidades, un acto de estas características no se puede convocar atropelladamente sin un diálogo previo y solo porque Otegi esté presente en el Parlamento Europeo".

El político vasco se ha dirigido directamente a Mariano Rajoy a su llegada al Parlamento Europeo: "Instrumentalizar tanto mi persona como el conflicto vasco para tratar de ocultar las graves deficiencias del Estado es una estrategia condenada al fracaso", ha afirmado. La sala ha guardado poco antes de su intervención un minuto de silencio por las víctimas del bombardeo de Guernica durante la Guerra Civil, del que se cumplen 79 años, un recuerdo que Otegi ha querido extender a posteriori a "todas las víctimas que han ocurrido en el conflicto político vasco a lo largo de todos los años".

El líder independentista era consciente de que sus palabras iban a ser examinadas con detalle después de que Maite Pagazaurtundua y Teresa Jiménez-Becerril, enviaran una carta al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, exigiéndole que expulsara a Otegi en caso de que hiciera apología del terrorismo. La misiva la firmaron 22 parlamentarios de PP, Ciudadanos y UPyD. Los socialistas declinaron sumarse al rechazo. “No queremos contribuir a su propaganda haciendo un debate sobre la pertinencia o el tratamiento que merece esta visita”, explicó el eurodiputado Ramón Jáuregui. Tampoco la firmaron los eurodiputados de IU, Podemos y PNV.

La agenda de Otegi en el Parlamento Europeo no termina aquí. Este miércoles pronunciará un discurso en la reunión del grupo parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea, al que pertenecen EH Bildu, IU y Podemos. Antes de su paso por Bruselas visitó el Reino Unido, donde mantuvo varias reuniones y participó en la convención anual de la formación independentista irlandesa Sinn Féin. Según EH Bildu, los cinco días de gira europea tienen por objeto "defender la creación de un nuevo Estado en la UE".

Otegi salió de la cárcel de Logroño hace casi dos meses tras seis años y medio preso, su segunda condena por terrorismo tras haber cumplido otra pena de seis años por el secuestro del industrial Luis Abaitua, por la que ingresó en la cárcel en 1987.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información