Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángeles Pedraza: “No iría en unas listas que encabezase Rajoy”

La presidenta de la AVT ha dejado este sábado el cargo tras seis años al frente de la asociación

Ángeles Pedraza, en la sede de la AVT, esta semana.
Ángeles Pedraza, en la sede de la AVT, esta semana.

Tras más de un lustro poniéndose en primera fila, Ángeles Pedraza (Montilla, Córdoba, 1957) ha decidido dar un paso atrás. Se va. Deja la presidencia de la AVT, la mayor asociación de víctimas del terrorismo, después de seis años al frente. Lo hace "satisfecha", sobre todo, por "sacarla a flote" pese a la época de crisis, por crear un equipo de psicólogos para atender a las víctimas y por estar personados en más de 100 procedimientos judiciales. Perdió a su hija en los atentados del 11-M.

Pregunta. ¿Cómo se encuentra ahora que deja la presidencia?

Respuesta. Tranquila por este paso meditado. Me voy cuando yo decido, no cuando ha habido gente interesada en quitarme.

P. Pero en 2014 ya dijo que se sentía "cansada de luchar", ¿Por qué siguió?

R. Quería retirarme porque me detectaron un cáncer y era muy duro compatibilizar la quimio con esto. Pero, entonces, hubo gente que salió a difamarme. Había muchos intereses para quitarme de la presidencia de la AVT. Por eso seguí dos años más.

P. ¿Qué intereses?

R. Yo molestaba mucho a mucha gente. Conmigo han tenido un problema, porque no me he vendido. He levantado igual la voz con un partido que con otro.

P. Usted salió a la calle contra el Gobierno de Zapatero y Rubalcaba, pero mantiene que fueron honestos. ¿A qué se refiere?

R. A que jamás se nos pusieron en contra. Ideológicamente estábamos muy separados, porque negociaron con ETA, pero nunca vetaron a la AVT.

El Ejecutivo nos vetó, no perdona que le digamos lo que pensamos

P. ¿Y el PP fue deshonesto con las víctimas?

R. No, yo no hablo del PP. Hablo del Gobierno de Rajoy y del Ministerio del Interior. Hubo un veto total a partir de criticar lo de Bolinaga [salió en libertad provisional por un cáncer terminal], la derogación de la doctrina Parot [su aplicación, con carácter retroactivo, impidió aplicar los beneficios penitenciarios a las condenas] y sacar una manifestación contra el PP. No han perdonado que les digamos lo que pensamos.

P. Entonces, ¿el actual Gobierno utilizó a las víctimas cuando estaba en la oposición?

R. Sí. Hicimos nueve manifestaciones [contra Zapatero] que siempre apoyaron. Y, después, una que hicimos contra el Gobierno [de Rajoy] fue letal.

P. ¿Cuándo se reunió por última vez con alguien del Gobierno?

R. Hace dos años. El contacto ha sido nulo desde la derogación de la doctrina Parot.

P. Varios partidos le han ofrecido entrar en política. Pero usted siempre dijo que, mientras fuese presidenta de la AVT, no iba a dar ese paso. ¿Lo baraja ahora?

R. De momento, no. Quiero relajarme un poco, quiero tener vida y tiempo para mí.

P. Si fuera en alguna lista, ¿podría ir en una que encabezase Rajoy?

R. No. Pero no digo no a ir en las listas del PP. Lo que no sería coherente es haber hecho las manifestaciones [contra el Gobierno de Rajoy] y luego estar de acuerdo con ellos para ir en unas listas. Hay que tener un poco de dignidad y ser honestos con uno mismo.

Ángeles Pedraza, durante la entrevista.
Ángeles Pedraza, durante la entrevista.

P.  ¿La derogación de la doctrina Parot ha sido lo que más le ha dolido en este tiempo?

R. La derogación de la Parot fue dura. Pero que el Gobierno se diera tanta prisa en aplicarla… Este país podía no haber acatado la sentencia. En España hay alguna que no se ha acatado en los últimos años. El terror que hubo, el odio que se generó y el dolor inmenso a las víctimas merecían la pena no haberla acatado.

P. Usted mantiene que ETA está ganando, ¿a qué se refiere?

R. Los ciudadanos estamos ganando que ETA no mata y eso es impagable. Pero ETA está consiguiendo que los asesinos salgan a la calle. En algunos casos, como Inés del Río, pagando seis o siete meses por cada asesinato. ¿Eso es justo? Además, están en las instituciones y se pueden presentar a ellas. Políticamente, ganan.

P. ¿Qué piensa sobre la posibilidad de que Otegi pueda presentarse a las próximas elecciones en Euskadi?

R. En un país democrático, eso no se puede consentir. Pero lo que ocurre es que, antes, no se han puesto medidas: no se cambiaron las leyes electorales, no se pidió la ilegalización de Bildu y Amaiur o que los vascos exiliados por culpa de ETA puedan votar en su lugar de origen. Un condenado por pertenecer a ETA debería estar inhabilitado de por vida.

P. Usted mantiene que todas las vidas que se han perdido en el terrorismo han sido por política. ¿El terrorismo de ETA, como dijo una vez Pablo Iglesias, tiene explicaciones políticas?

R. No, explicaciones no. Ocurren por política. Los movía un tema político, pero se acostumbraron a asesinar y a conseguir dinero muy fácilmente con las extorsiones y los secuestros.

P. ¿Qué opina de las manifestaciones de Pablo Iglesias tras la salida de la cárcel de Otegi?

R. Un señor que opina que Otegi es un demócrata, no tiene derecho a gobernar un país. No pueden vender que matar, asesinar y ayudar a ETA es ser demócrata.

P. ¿Y qué no se hayan adherido al pacto antiterrorista?

Un señor que opina que Otegi es un demócrata no puede gobernar

R. Demuestran lo que son. En un pacto antiterrorista tenemos que estar todos. Quien no esté es porque está a otras cosas.

P. ¿Se ha reunido alguna vez con Podemos?

R. No, pero se lo pedimos dos veces antes de las elecciones. Pero nunca obtuvimos respuesta, ni nos quisieron recibir.

P. Ustedes se querellaron contra los titiriteros ¿Cree que hicieron apología del terrorismo?

R. Sí. No puede haber una obra que vean unos niños donde se viole a una mujer, donde se cuelgue a un hombre y donde, al final, se diga Gora Alka-ETA.

P. ¿Aunque fuera en el contexto de una obra de ficción?

R. ¿Pero alguien puede respetar que en una obra de ficción se viole a una mujer, se cuelgue a un hombre y se diga viva el terrorismo? No se puede permitir eso

P. ¿Se está banalizando la acusación de apología del terrorismo?

R. Nosotros no la estamos utilizando a la ligera. Hay una ley en España que dice que no se consentirán apología o enaltecimiento del terrorismo que dañe a las víctimas. Y, para mí, eso es dañar.

P. ¿Ha habido distanciamiento estos años entre las asociaciones de víctimas?

R. No. El hecho de ser víctima no significa que todos pensemos igual. El dolor es el mismo, pero luego cada presidente tiene una forma de llevar su asociación. Que no es ni mejor ni peor.