Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘ley Wert’ dispara el número de alumnos de Religión en bachillerato

Los docentes y directores creen que los estudiantes la eligen para subir su nota media

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (c), en la misa por el undécimo aniversario del 11-M.
El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (c), en la misa por el undécimo aniversario del 11-M. (EFE)

El número de estudiantes de 1º de bachillerato de la enseñanza pública que cursan la asignatura de Religión católica se han duplicado en el último año. La cifra sube de 67.807 a 130.078 estudiantes, según los datos publicados este lunes por la Conferencia Episcopal Española en 69 diócesis.

Al inicio de este curso, distintas plataformas alertaron de que se iba a producir un repunte, pese a que la matrícula de esta materia desciende porcentualmente de forma imparable en los centros públicos desde hace más de una década y sobre todo conforme los alumnos se hacen mayores. El motivo, señalaban, es que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) la incluye entre las asignaturas cuya nota cuenta para la media final del curso.

La LOMCE entró en vigor en septiembre de 2015 en los cursos impares de secundaria y bachillerato. En septiembre, el sindicato Comisiones Obreras alertó de que había comunidades autónomas, como Madrid, donde la matrícula en 1º de bachillerato se había disparado “un 150%” por su carácter evaluable.

La ‘ley Wert’ dispara el número de alumnos de Religión en bachillerato

Según los datos de la Conferencia Episcopal, en los centros públicos pasa del 23,7% del total de alumnos de ese curso a un 39%, casi 16 puntos más. Al mismo tiempo, el número total de estudiantes de todos los ciclos que eligen esta asignatura tanto en centros públicos como en privados y concertados ha disminuido levemente del 63,5 al 63%, con 3.666.816 estudiantes, lo que supone 145.446 alumnos menos.

Una materia "más fácil"

“No sé si será el único motivo, pero muchos de mis alumnos de bachillerato me han dicho que es la más fácil y que la han elegido para conseguir una media mejor en Selectividad”, explica Jesús Losada, docente de Religión desde hace más de 30 años y presidente de la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa (FEPER).

La ‘ley Wert’ dispara el número de alumnos de Religión en bachillerato

Religión, que se imparte como una asignatura específica, compite en el currículo con otras 12 materias, como Dibujo Técnico, Francés, Análisis Musical, Anatomía Industrial o Dibujo Técnico. El número de horas de clase lo fijan las comunidades autónomas. Oscila entre una hora a la semana (en regiones como Asturias, Andalucía, Aragón, Cantabria o Galicia) a cuatro horas en País Vasco, según los datos recabados por la federación de directores de instituto Fedadi. “En Religión los estudiantes tienen poca tarea y suelen sacar notas muy altas”, señala Alberto Arriazu, presidente de Fedadi. Y añade: “Si al final la nota de Religión pesa igual que la de Matemáticas para tu media, es normal que los estudiantes la prefieran”.

Entre los alumnos de secundaria de los centros públicos también se ha incrementado la matrícula, pasando en un curso de 387.067 (36,8% del total) a 436.058 (40%). Según el presidente de Fedadi, la explicación es similar. Religión compite en este ciclo con Valores Éticos, una materia "que imparten los docentes de Filosofía, que son mucho más rigurosos a la hora de poner notas", añade Arriazu.

Los obispos animan a las familias a apuntarse

La Conferencia Episcopal considera que la asignatura de Religión pasa por "dificultades" aunque añaden que el descenso global "no es muy significativo" respecto el curso pasado. En la nota explicativa de los datos de este curso, añaden: "Animamos a los padres cristianos a que inscriban a sus hijos en la asignatura de Religión y agradecemos a los docentes de dicha asignatura su servicio a la formación integral de los alumnos".

Entre las causas de la bajada general, señalan la "secularización" de España "que introduce una censura de la dimensión religiosa de la persona humana". "Conviene recordar que la enseñanza religiosa escolar forma parte del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas. A ellos corresponde la educación de sus hijos y no al Estado", añade la institución de los obispos.