Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos acusa a los juristas expulsados de pretender actuar como “amos”

La Embajada en Madrid señala que los abogados intentaron aprovecharse "del clima de apertura y de libertad"

La abogada canaria María Nieves Cubas Armas, expulsada de Marruecos.
La abogada canaria María Nieves Cubas Armas, expulsada de Marruecos. (EFE)

La Embajada de Marruecos en Madrid ha justificado este viernes la expulsión de ocho juristas de Rabat, entre ellos cinco españoles, por haber pretendido actuar "como si fueran los amos". La oficina diplomática asegura, en un comunicado, que los abogados "entraron en el territorio nacional con el objetivo de crear disturbios y atentar contra el orden público". El Ministerio de Exteriores de España pidió el jueves explicaciones al embajador tras conocer que los españoles —junto a dos franceses y un belga— fueron expulsados el jueves cuando intentaban solidarizarse con 13 presos saharauis que protagonizaron una huelga de hambre durante 36 días, hasta el pasado martes.

"Marruecos no puede aceptar que se aprovechen del clima de apertura y de libertad para interferir en su soberanía", señala el escrito de la Embajada marroquí en Madrid. "Han actuado en violación de las leyes vigentes. Pretendían intervenir, como si fueran los amos, en un país que, algunos parecen olvidar, es independiente y soberano".

Los ocho juristas pertenecen al Colectivo Internacional de Apoyo a los Presos Saharauis y habían convocado una rueda de prensa el jueves con la intención de denunciar la situación de presos. Fueron detenidos el miércoles por la tarde en su hotel de Rabat y la policía decretó su inmediata expulsión administrativa. La Wilaya de Rabat, o Gobierno Civil, les acusó en un comunicado de "entrar en Marruecos para sembrar la discordia y atentar contra el orden público".

Los 13 presos saharauis con los que pretendían solidarizarse los abogados pertenecen al llamado grupo de Agdaym Izik, el campamento a las afueras de El Aaiún que en 2010 fue desmantelado por la fuerza. El grupo inició una huelga de hambre para exigir un nuevo juicio, por considerar que el que se celebró en 2013 ante un Tribunal Militar, que les condenó a penas de entre 25 años de cárcel y cadena perpetua, no ofreció las mínimas garantías.

La Embajada de Marruecos en España aduce, sin embargo, que la huelga de hambre obedece a "motivaciones encubiertas, a una agenda y a unos motivos no declarados". "Dichos detenidos han sido condenados por los crímenes de constitución de bandas criminales, violencia contra las fuerzas del orden con resultados de muerte con premeditación y mutilación de cadáveres. Cabe señalar que dichos detenidos son tratados sin ninguna forma de discriminación entre ellos y el resto de detenidos en las diferentes cárceles del Reino de Marruecos", señala el escrito.

El comunicado de la embajada vincula el viaje los juristas al hecho de que este mes el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, deberá presentar su informe sobre el Sáhara Occidental ante el Consejo de Seguridad y este deberá pronunciarse sobre la presencia de la misión de la ONU en el Sáhara. "Como en vísperas de cada informe del secretario general de la ONU en el Consejo de Seguridad relativo a la Cuestión del Sáhara, ciertos círculos hostiles a Marruecos despliegan todos los medios y emplean maniobras falaces para perjudicar la imagen del país. Y tal es el caso en este asunto", concluye el escrito.

Por su parte, la abogada canaria Nieves Cubas, integrante de la delegación expulsada, ha declarado a la agencia Efe tras llegar este viernes a Gran Canaria que "pasó miedo durante la detención" y fue objeto de "amenazas y empujones". "Si a nosotros que somos abogados nos engañan sin lectura de derechos ni traductor ni médico ni embajador, qué podrán hacer, como he visto con mis ojos, con estos chicos, los cuales creen que les pertenecen".