Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes apadrinan el gran campus virtual del español

La Universidad de Salamanca honra a García de la Concha y Narro Robles

Los Reyes, este martes, en un acto en la Universidad de Salamanca.

Si a principios de julio de 2015 los Reyes avalaron en México la presentación del proyecto del certificado que acredita el nivel de español con un único examen por Internet, este martes, con su presencia en la Universidad de Salamanca, han celebrado su consecución. Y puede que ningún escenario sea más propicio para un acto de afirmación lingüística con vistas al futuro que el campus más antiguo del mundo hispánico, en el que surgieron Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Antonio de Nebrija, Luis de Góngora o Calderón de la Barca.

El Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE) es una realidad desde el pasado 17 de marzo. La Universidad de Salamanca —una de las promotoras del que se considera el primer paso hacia la creación de un campus virtual del español junto al Instituto Cervantes y la Universidad Autónoma de México (UAM)— ha investido como doctores honoris causa a sus iniciadores, Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, y José Narro Robles, exrector de la UAM y actual secretario de Salud de México.

El título honorífico se ha otorgado en reconocimiento al impulso y colaboración que ambos han desarrollado en la creación este sistema de certificación en línea abierto a todos los países hispanohablantes y que cuenta con el apoyo de Telefónica.

El acto, realizado en el edificio histórico de la institución académica y desarrollado conforme al antiguo ceremonial en latín, ha contado también con la presencia del rector, Daniel Hernández Ruipérez; el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo; la embajadora de México, Roberta Lajous; y los rectores de las universidades de Buenos Aires, Gabriel Capitelli, y la UNAM, Enrique Grauce Wiechers.

Precedidos de un cortejo de maceros y chirimías, los Reyes han desfilado por el claustro con las autoridades universitarias, distinguidas con los colores de las distintas facultades, mientras los doctorandos aguardaban en el Aula Fray Luis de León a la espera de ser llamados. Tras la apertura del acto en el Paraninfo por parte del Rey, el rector Hernández Ruipérez ha glosado las figuras de García de la Concha y Narro Robles en "un día de gran simbolismo" para el futuro de la lengua española. En su relato, el rector ha comparado el panhispanismo con la revolución copernicana.

Narro Robles, que se ha definido como un "ser humano privilegiado", ha expresado su gratitud por haber obtenido esta distinción "en una de las cunas primigenias de la cultura occidental". Asimismo ha agradecido a "algunos de los muchos españoles" que lo han hecho "un ser humano mejor".

El exrector de la UAM ha admitido que la lucha por establecer el SIELE ha sido decisiva para su investidura y ha evocado a Carlos Fuentes para defender el intercambio de influencias entre España y México: "Las civilizaciones no chocan: se funden, se influyen, se enriquecen mutuamente". También ha aprovechado para defender la educación superior pública, una constante en su trayectoria, y se ha mostrado convencido de que "la educación es la llave maestra que permite el acceso a todos los derechos humanos".

En un discurso muy humanista y sugerente, Narro Robles ha alertado de las amenazas que se ciernen sobre el planeta. "A los males de siempre, despiertan condiciones que considerábamos eliminadas. De nuevo se presentan guerras religiosas; aparecen formas de violencia inusitadas". El ministro de Salud mexicano ha señalado su preocupación por la debilidad de los valores cívicos, aunque ha terminado definiéndose como un "optimista sin remedio" por ser muchos los que trabajan para alcanzar un mundo más justo.

Compromiso con la lengua

Por su parte, García de la Concha ha agradecido "recompensa tan alta" y, sobre todo, la presencia de los Reyes ("esta es su universidad") y "su compromiso con la ciencia, la cultura y las lenguas de España, y en particular con la que comparte con otros Estados". El filólogo ponderó la importancia de la lengua a lo largo de la historia de España y "los negros nubarrones" que la amenazaron durante la época de la Inquisición, cuando fue precisamente "una denuncia sustancialmente lingüística" la causa del acoso a Fray Luis de León.

García de la Concha también ha glosado la importancia de Cervantes, que tanto admiró a Fray Luis de León, en el desarrollo de ese romance "que hablan en la plaza las vendederas" y que hoy es una herramienta esencial para 550 millones de hispanohablantes.

Durante la presentación del proyecto en México, el Rey justificó la necesidad del SIELE: "Faltaba en el universo de la enseñanza del español como segunda lengua o lengua extranjera un certificado ágil y de gran prestigio, que se situara en la línea de los que ofrece la lengua inglesa. Los equipos académicos de las tres Instituciones han trabajado, codo con codo, en un nuevo tipo de examen de carácter panhispánico en la línea abierta por las 22 Academias de la Lengua Española. Ellas han sabido plasmar en su Nueva Gramática la unidad que integra las distintas variantes en que el español se realiza".

La investidura como doctores honoris causa de García de la Concha, que es además catedrático jubilado por la Universidad de Salamanca, y de Narro Robles marca el inicio de los actos conmemorativos del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, que culminarán en 2018.

La celebración impregna el centro de Salamanca con breves representaciones del Lazarillo de Tormes y La Celestina con diálogos alusivos al aniversario. Asimismo, se ha puesto en marcha la cuenta atrás en el reloj del Octavo Centenario, situado en un tótem conmemorativo en el Patio de las Escuelas Mayores.

Respuesta a una creciente demanda

El Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE) es el examen digital de dominio que certifica el grado de competencia en la lengua española sobre una escala de puntos con equivalencias a los niveles A1, B2, B1, B2 y C1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. En torno a 60 universidades (20 españolas y el resto latinoamericanas) se han asociado al proyecto.

Ha surgido como respuesta a la creciente demanda de evaluación y certificación del español, y se dirige tanto a estudiantes de nuestra lengua en todo el mundo (21 millones, según el último informe del Instituto Cervantes) como a hablantes nativos.

El servicio está en funcionamiento desde hace unas semanas y se prevé alcanzar 300.000 candidatos en una primera fase, que se elevarán a 750.000 en el plazo de cinco años. Habrá centros de examen en los cinco continentes, pero durante los tres primeros años se implantará especialmente en tres países: Brasil, donde está previsto que en ese periodo de tiempo haya 120 centros de examen que cubran el 81% del territorio; Estados Unidos, donde existirán 100 centros de examen con una cobertura del 70%; y China, con 60 centros de examen y cobertura del 61%.

El examen consta de cuatro pruebas: comprensión de lectura, comprensión auditiva, expresión e interacción escritas y expresión e interacción orales. La calificación de las dos primeras es automática, mientras que las otras dos son

El SIELE presta especial atención al tratamiento de las distintas variedades lingüísticas del español. Los textos de lectura y las audiciones incorporan las diferentes variedades geográficas de la lengua, mientras que en la producción escrita y oral de los examinandos se admite toda norma hispánica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información