Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno comunica al Congreso el segundo plantón de ministros

La Moncloa informa de que la ministra de Fomento Ana Pastor no acudirá el martes a la Cámara

Ana Pastor, el viernes pasado en una reunión en Ferrol.
Ana Pastor, el viernes pasado en una reunión en Ferrol. (EFE)

El Gobierno en funciones ha comunicado al Congreso de los Diputados el segundo plantón de ministros a la Cámara. Será este martes a las 10.00 cuando la ministra de Fomento, Ana Pastor, y otros altos cargos del departamento no acudan a la comparecencia aprobada por la comisión correspondiente.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha remitido una carta a la Mesa del Congreso en la que explica que los miembros del Gobierno citados no acudirán. La misiva recuerda que el Ejecutivo en funciones no puede someterse al control de este Congreso.

“Reitero a V.E. que el criterio del Gobierno, avalado por el informe que se remitió el pasado 10 de marzo con número de registro 3025, es que la Cámara no puede someter al Gobierno en funciones y a sus Altos Cargos a iniciativas de control, en la medida en que no existe relación de confianza entre un Gobierno en funciones y el Congreso de los Diputados”, asegura la carta.

Esta situación ya se produjo en una ocasión cuando el ministro de Defensa, Pedro Morenés, no acudió a la comisión del Congreso. Por ello, el pleno del miércoles aprobará una iniciativa de todos los grupos, salvo el Partido Popular, para llevar al Gobierno al Tribunal Constitucional al entender que el estar en funciones no significa que no tenga que someterse al control de la cámara Baja.

Sesión de control la próxima semana en el pleno

La polémica sobre el control parlamentario del Gobierno en funciones volverá este martes a la Mesa y la Junta de Portavoces del Congreso.

En principio, todos los grupos, salvo el PP, aprobarán un orden del día para el pleno del miércoles 13 que incluirá una sesión de control ordinario al Gobierno. Es decir, con preguntas al presidente del Gobierno y a los ministros, según un cupo pactado por todos los partidos, con excepción de los populares.

En principio y salvo rectificación, el Gobierno se opone a que se celebre esa sesión de control. No obstante, el PP está en minoría en la Mesa y la Junta y, por tanto, no puede reglamentariamente evitar la convocatoria.

Podría el Ejecutivo hacer como con las comparecencias de ministros, es decir, dejar de acudir tras enviar un escrito anunciándolo como ha hecho con Morenés y con Pastor. En ese caso, el plantón no sería a una comisión, sino al pleno y el conflicto institucional será más grave.

En ese caso, los diputados formularían las preguntas sin obtener respuesta del Gobierno.

La ministra Pastor, el secretario de Estado de infraestructuras y el máximo responsable de ADIF están citados para dar cuenta, entre otras cosas, de los problemas de las cercanías en Cataluña.

La comparecencia de la comisión se mantiene por lo que, en principio, todos los grupos podrán intervenir con la silla vacía del ministro, tal y como ocurrió cuando Morenés no acudió hace dos semanas.

Esa situación insólita de desobediencia de las comparecencias se repetirá al menos una docena de veces más porque en la Mesa del Congreso se acumulan otras tantas peticiones de diferentes grupos. El lunes, varios grupos parlamentarios coincidieron en pedir la comparecencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que explique los papeles de Panamá y la posibilidad de que alguno de los titulares de sociedades opacas se hubieran acogido a la amnistía fiscal.

En principio, fuentes de La Moncloa, aseguran que no está previsto acudir a esa comparecencia si se tramita en la Mesa del Congreso.

El Gobierno ha admitido algunas excepciones a esa negativa a someterse al control del Parlamento. Así, tras varias negativas y al comprobar el acuerdo de todos los demás grupos para forzar su comparecencia, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aceptó comparecer este miércoles para dar cuenta de última cumbre europea.

Y los titulares en funciones de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Economía, Luis de Guindos, han solicitado comparecer para explicar el desvío del déficit en 2015 y las medidas de ajuste que se aplicarán a las comunidades autónomas, en el primer caso, y para tratar de consensuar el Plan Nacional de Reformas que hay que enviar a Bruselas, en el segundo.

Esas futuras comparecencias serán similares a la del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, en vísperas de la cumbre europea en la que se decidieron las condiciones para que Reino Unido siga dentro de la Unión Europea.

En ese caso, como en el del déficit y el recorte de gasto, se trataba no de dar explicaciones sobre medidas adoptadas, sino de formar una posición común con los grupos, dado que las decisiones vincularán al futuro gobierno.

Más información