Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Encuesta de Metroscopia

La mayoría cree que PP, PSOE y Podemos están divididos

Rajoy e Iglesias son los que menos esfuerzo negociador han demostrado, según los encuestados.

La mayoría cree que PP, PSOE y Podemos están divididos pulsa en la foto

El bloqueo político no les ha salido gratis a los tres principales partidos. Sus debates internos, más o menos soterrados, sobre la estrategia de negociación o la idoneidad de su candidato han hecho que se vayan dejando jirones por el camino y que los electores hayan percibido esa imagen de debilidad interna.

Son mayoría los ciudadanos, según la encuesta de Metroscopia, que ven desunión dentro del PP, y en mayor medida del PSOE y de Podemos. Solo Ciudadanos aparece como un partido con liderazgo consolidado y ajeno a las trifulcas internas.

En el caso del Partido Popular, un 57% de los consultados es consciente de las dudas surgidas dentro de la formación sobre la conveniencia o no de que Rajoy permanezca al frente, y del claro enfrentamiento entre la vieja guardia y los dirigentes más jóvenes cuando se trata de reaccionar frente a los numerosos casos de corrupción que afectan al partido.

Un 66% de los votantes ve cómo en el PSOE un grupo de dirigentes territoriales relevantes, encabezado por la andaluza Susana Díaz, cuestiona la estrategia de negociación escogida por Pedro Sánchez.

Y un número similar, un 65%, cree que Podemos tampoco se libra de las crisis internas, a pesar de ser una formación joven. El enfrentamiento entre los partidarios de Pablo Iglesias y los de Íñigo Errejón pasan factura al partido.

Partidarios del pluralismo

Los votantes siguen convencidos de que el pluralismo es bueno. Un 70% apoya que haya más de dos partidos, aunque sea más difícil la formación de Gobierno. Por eso se muestran especialmente duros con aquellas formaciones que, según su propia apreciación, se han esforzado poco en colaborar para salir del actual escollo.

Un 85% de los consultados señala a Rajoy como el que menos ha hecho por desbloquear la situación, pero más llamativo resulta que sean mayoría, un 58%, los votantes del PP que aprecian esa misma falta de colaboración.

Y algo similar ocurre en el caso de Podemos. Tres de cada cuatro electores reprochan al partido de Iglesias la falta de voluntad por llegar a acuerdos con otras fuerzas, y entre sus propios votantes un 64% también cree que podrían haberse esforzado más.

De las posibles coaliciones para formar Gobierno que se han planteado durante estos tres meses, la opción favorita sigue siendo la de una alianza entre el PSOE y Ciudadanos que consiga la abstención o el apoyo de Podemos y de otros partidos. Esa posibilidad obtiene un saldo evaluativo (la diferencia entre los que la apoyan y los que la rechazan) de 11 puntos positivos, muy por delante de otras opciones.

La hipótesis de que en unas nuevas elecciones Podemos sumara sus fuerzas con Izquierda Unida, algo rechazado por sus dirigentes pero que constantemente resurge en el debate público, recibe el respaldo de los votantes de izquierdas. Un 51% de los que apoyaron a Iglesias votarían por esa candidatura unificada, y lo mismo haría un 37% por ciento de los electores que dieron su respaldo a Alberto Garzón el 20-D.

Más información