Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedraza deja la presidencia de la AVT tras seis años al frente de la asociación

"El tiempo ha demostrado que el PP usó" a las víctimas contra Zapatero, asegura la representante del colectivo

De izquierda a derecha, Cristina Cifuentes, Ángeles Pedraza, Manuela Carmena y Soledad Becerril, durante el duodécimo aniversario del 11-M.
De izquierda a derecha, Cristina Cifuentes, Ángeles Pedraza, Manuela Carmena y Soledad Becerril, durante el duodécimo aniversario del 11-M. AFP

Ángeles Pedraza dejará de ser la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y, tras seis años de mandato, no se presentará a la reelección el próximo mes de abril. Cede así el testigo a la única candidatura, de carácter continuista, que ha concurrido a este proceso interno. Una iniciativa encabezada por Alfonso Sánchez, guardia civil con 30 años en el colectivo, que sufrió un atentado de ETA en la plaza de República Argentina de Madrid en 1985.

"He sido feliz aquí. Siempre digo que me habré equivocado en muchas cosas porque la condición de víctima no la quiere nadie. Y, cuando la tienes, nadie te enseña. Lo he hecho lo mejor que he sabido. Pero me he rodeado siempre de los mejores, que me han hecho aprender mucho", relata Pedraza, que perdió a su hija Miriam en los atentados yihadistas del 11-M. Según explica la todavía presidenta de la AVT, se marcha "para tener un poco de vida".

Pedraza explica que se va "con la conciencia muy tranquila". De hecho, reconoce que la idea de dejar el liderazgo de la asociación ya le rondó hace dos años, pero no dio el paso porque "hubo gente empeñada en ello de una manera no legal". "Intentaron difamar, mentir y buscar cosas donde no había y me quedé para demostrar que todo eso era mentira", añade, aunque sin dar nombres: "Estaba aquí para luchar contra los terroristas, no contra las víctimas. Pero, el hecho de ser víctima, no quiere decir que seas buena persona. Aquí hay de todo".

La asamblea de abril

Pedraza destaca que, entre sus razones para marcharse ahora, se encuentra que se quedará al frente de la AVT "una persona que iba a dar continuidad a todo mi trabajo". En abril se celebrará la asamblea para elegir al nuevo presidente. Y, tras cerrarse el pasado 3 de marzo el plazo para presentar candidaturas, solo opta al cargo Alfonso Sánchez, actual secretario general de la asociación. "Quiero pasar a un segundo plano y ayudar en todo lo que pueda. Pero le doy el testigo a otra persona", aclara Pedraza, que mantendrá la Vicepresidencia de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), que preside María del Mar Blanco. Afirma que así se lo ha pedido su sucesor —según los estatutos de la FVT, la Vicepresidencia corresponde siempre a la AVT—.

"Fue muy difícil llegar a que me quisieran muchas víctimas de ETA, recelosas de que una víctima del 11-M pudiera defenderlas. Me quedo con las gracias que me han dado muchas víctimas de ETA por defenderlas tanto", zanja la actual presidenta de la AVT, que niega que su marcha suponga un final de ciclo. En ese sentido, lamenta dejar su cargo "sin haber visto el final del terrorismo: ni el de ETA, ni el yihadista". "Cuando digo que ETA está ganando, no es por culpa de las fuerzas de seguridad, que se han dejado la vida, sino por culpa de los políticos. Si ETA ha dejado de matar ha sido gracias a las fuerzas de seguridad, pero por decisiones políticas ETA se puede ver vencedora con su vuelta a las instituciones", remacha.

Pedraza considera que los episodios más dolorosos que ha vivido al frente de la AVT han sido la excarcelación del etarra Bolinaga y la derogación de la doctrina Parot. "Yo fui a la vista de Estrasburgo y vi como allí no sabían muy bien quién era ETA", denuncia, antes de añadir: "En un país con tantos muertos no se puede consentir que Otegi sea recibido como un héroe. Por dejar de matar han conseguido lo que no consiguieron matando",.

"Utilizadas" por el PP

Sobre el 11-M, defiende que ella "jamás" dijo que hubiese sido ETA, pero insiste en las dudas que venían reflejadas en la propia sentencia del Tribunal Supremo: "No aclara si fue Al Qaeda o una célula yihadista. O quién fue el autor intelectual". Además, niega rotundamente que entre las víctimas del 11-M haya desunión. "Es que yo nunca me he llevado mal con Pilar Manjón, de verdad, lo que pasa es que tenemos diferentes formas de pensar y cada asociación organiza sus homenajes a su manera", asegura. "Eso no quiere decir que no estemos unidos en lo esencial, que es el dolor por lo arrebatado. Y no tenemos que hacer numeritos, ni ponernos en una foto todos juntos para que vean que estamos unidos", sentencia.

Pedraza considera que, entre sus errores, se encuentra haber confiado en gente que luego le traicionó. Cree que el PP utilizó a las víctimas en contra de Zapatero: "El tiempo ha demostrado que sí [las utilizó]".

Más información