El fin de las Diputaciones genera tensiones en Ciudadanos y el PSOE

Dos diputados provinciales del partido emergente son expedientados tras votar a favor de la institución

Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante la firma de su acuerdo.
Pedro Sánchez y Albert Rivera, durante la firma de su acuerdo.LUIS SEVILLANO
Más información
PSOE y PP crean un frente común andaluz a favor de las Diputaciones
La supresión de las Diputaciones, una medida espinosa del acuerdo
Pedro Sánchez acepta las condiciones de Ciudadanos y anuncia un acuerdo
El líder del PSOE de Jaén votará en contra del acuerdo con Ciudadanos

Ciudadanos ha abierto este martes un expediente disciplinario a José Antonio de Miguel y Raúl Lozano, diputados provinciales por Soria, que defendieron la vigencia de las Diputaciones al votar a favor de una moción del PP la semana pasada. La formación emergente y el PSOE firmaron en febrero un acuerdo de Gobierno que incluye la eliminación de estos organismos. Esa medida, que afectaría a 38 de las 51 Diputaciones existentes (se mantendrían las forales, cabildos y consejos insulares), ha provocado también fricciones internas en el PSOE, que presiden 18 de ellas.

Aunque todos los senadores socialistas han votado este martes en contra de una moción del PP en defensa de las Diputaciones, los socialistas andaluces que forman parte de estas instituciones han firmado una declaración con sus homólogos populares en defensa de las Diputaciones, que consideran "mejorables, pero imprescindibles". Ese voto afirmativo, o la abstención, se ha repetido en Ayuntamientos de esa Comunidad ante otras declaraciones institucionales de ese tipo. De hecho, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) aprobó ayer, a propuesta del PSOE, una declaración a favor de impulsar unas diputaciones provinciales "más modernas" y adaptadas a las necesidades de la sociedad con el objetivo de acercar los servicios públicos a los ciudadanos en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

La eliminación de las Diputaciones ha abierto heridas en el PSOE, que tras firmar el pacto con Ciudadanos se apresuró a explicar a sus afiliados que esta institución no se suprimiría, sino que se sustituiría por Consejos de alcaldes. Sin embargo, eso solo ocurriría en poblaciones de menos de 20.000 habitantes y con el objetivo de asegurar la adecuada prestación de servicios. Aunque Pedro Sánchez no defendió la medida en su primer discurso de investidura, sí lo hizo en el que sirvió para abrir la primera votación sobre su candidatura a la presidencia del Gobierno, que perdió.

La dirección de Ciudadanos recoge la supresión de las Diputaciones en su ideario desde antes de que decidiera su expansión nacional, a finales de 2014. Luis Garicano, autor del programa económico del partido y catedrático de la London School of Economics, argumenta que suprimir las Diputaciones y fundir los Ayuntamientos más pequeños tendría el doble efecto de ahorrar 5.000 millones de euros y cerrar "un nido de corrupción".

Sobre la firma

J. J. MATEO

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS