Ciudadanos prohibirá que sus cargos acepten regalos, viajes y comidas

La Ejecutiva, que también propone medidas de conciliación, vota este lunes un reglamento

Albert Rivera, Juan Carlos Girauta, Ignacio Prendes, Patricia Reyes.
Albert Rivera, Juan Carlos Girauta, Ignacio Prendes, Patricia Reyes.ULY MARTÍN
Más información
Sánchez y Rivera empiezan a negociar con cinco temas sobre la mesa
Rivera, a favor de negociar cambios en el reglamento del Congreso
'Coaching' para diputados novatos
El debate de los pactos tensa la relación entre Iglesias y Rivera
“Hay voluntad real y sincera de un acuerdo entre Ciudadanos y PSOE”

La Ejecutiva de Ciudadanos votará este lunes un reglamento que prohíbe a sus representantes aceptar regalos, viajes y comidas en restaurantes de lujo, y que establece horarios y medidas de conciliación, según explicaron a EL PAÍS fuentes parlamentarias. Ese documento, que está siendo revisado por la dirección nacional, sería de aplicación para los representantes de la formación en el Congreso de los Diputados, los Parlamentos autonómicos y los Ayuntamientos. La normativa, que no recoge baremos y se inspira en criterios empresariales, incluirá, según fuentes consultadas, multas para garantizar la unidad del voto y el respeto al reglamento, pondrá el acento en las medidas anticorrupción y deberá ser firmada por los cargos del partido.

La dirección parlamentaria de Ciudadanos trabaja desde cero. El partido nunca había logrado entrar en el Congreso y ahora lo ha hecho con 40 representantes. En consecuencia, la dirección de la formación quiere asegurarse de que tiene un grupo parlamentario cohesionado y diseña fórmulas para medir la asistencia y productividad de los diputados. No es, sin embargo, su única preocupación. Tras presentar en campaña una propuesta de conciliación, el partido recogerá en el reglamento horarios que marquen el fin de la jornada de trabajo para facilitar que los diputados, sus equipos y los medios de comunicación organicen su agenda.

Como adelantó EL PAÍS, Ciudadanos pretende lograr una reforma del reglamento de la Cámara baja, vigente desde 1982, que haga extensivas al resto de diputados las normas que adoptarán los suyos. La formación quiere que sus representantes publiquen en una web tanto sus reuniones con lobbies como sus gastos de representación y sus viajes de trabajo. El PP impulsó en 2015 que solo se publique cada tres meses el importe global de los desplazamientos, sin desglosarlos por parlamentarios ni partidos. La Cámara baja paga los viajes de los diputados sin que estos tengan que justificar el motivo.

Además, los representantes del partido que viven habitualmente en Madrid, aunque hayan sido elegidos por otra circunscripción, donarán el suplemento que reciben mensualmente del Congreso para cubrir sus gastos de alojamiento (870,86 euros mensuales exentos de tributación). El partido, finalmente, ha decidido que renuncien a la línea de ADSL gratuita que tiene cada representante en su domicilio y a los coches oficiales que les correspondan. Sin embargo, los diputados de Ciudadanos mantendrán el móvil, la tableta y la tarjeta de 3.000 euros anuales para taxis al considerarlos "instrumentos de trabajo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS