Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hermana del Rey regresará a la Audiencia de Palma el 9 de febrero

Cristina de Borbón será la última de los 18 acusados que prestará declaración en la Audiencia

Llegada de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarín a la sala en Palma de Mallorca
LLegada de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarín a la sala.

La decisión de la Audiencia de Baleares de mantener a la hermana del Rey en el banquillo obligará a Cristina de Borbón a sentarse nuevamente como acusada el próximo 9 de febrero, en la primera de una de las largas sesiones de un juicio que está previsto que se prolongue hasta junio.

La Infanta será la última de los 18 acusados que prestará declaración en el juicio, aunque el orden podría modificarse si lo solicitasen todas las partes durante la vista y así lo considera el tribunal integrado por las magistradas Samantha Romero, Rocío Nobelda y Eleonor Moyà.

La prolongada presencia de la hija del rey Juan Carlos en el banquillo puede convertirse en una dura prueba para Cristina de Borbón que durante la primera sesión, celebrada el pasado 11 de enero, se mostró hierática y distante de su marido, Iñaki Urdangarin, entonces visiblemente más inquieto que su esposa.

Las sesiones del juicio serán retransmitidas a través de televisión desde la sala de la Audiencia de Baleares a través de cuatro cámaras. La acusación popular del sindicato Manos Limpias solicitó que, durante los interrogatorios, los acusados cambiasen de posición para poder verles directamente el rostro y otros gestos de comunicación no verbal. Un extremo al que se negaron las jueces, que durante la primera jornada se mostraron dialogantes, pero firmes en sus decisiones.

Varias de las defensas ya solicitaron en la jornada de cuestiones previas que los acusados no tengan obligación de estar presentes durante todo el juicio. Una petición que las magistradas se mostraron dispuestas a aceptar, siempre y cuando quienes se acojan a esta opción sean previamente informados de las posibles consecuencias de su decisión y firmen su consentimiento.

En cualquier caso, la presencia de la hermana de Felipe VI en el banquillo se ha convertido en un nuevo elemento que tendrá que ser tenido en cuenta por la Casa Real. Durante la primera sesión del juicio, el Rey mantuvo agenda de despacho y no requirió ningún servicio informativo extraordinario sobre el desarrollo de la sesión.

Las sesiones, que tendrán lugar de martes a viernes, continuarán a partir del 8 de marzo y hasta el 7 de junio con las declaraciones de los testigos (36 en total), entre los que figuran importantes excargos políticos, como Rodrigo Rato, Alberto Ruiz Gallardón, Rita Barberá y Francisco Camps y exfuncionarios de la Casa Real como Carlos García Revenga o Alberto Aza.

Más información