Andrés Herzog dimite como líder de UPyD tras el fiasco electoral

El partido fundado por Rosa Díez será dirigido por una gestora hasta convocar un congreso

Herzog, durante la presentación de su campaña.
Herzog, durante la presentación de su campaña.EFE

Andrés Herzog, portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), ha dimitido hoy como líder del partido, un mes después de las elecciones generales del 20-D en las que la formación se desplomó hasta el 0,6% de los votos y se quedó sin representación en el Congreso. Herzog, abogado de profesión, estaba al frente del partido desde el pasado julio, cuando sustituyó a Rosa Díez tras imponerse en primarias a su entonces compañera Irene Lozano.

Más información
UPyD se queda fuera del Congreso y se convierte en el gran derrotado
Rosa Díez: “¿Qué Andrés?¿Iniesta?”
Herzog: “No fue un error rechazar el pacto con Ciudadanos”

UPyD, que llegó a ser cuarta fuerza política nacional en 2011, cuando logró cinco diputados en las elecciones generales, y que ha encabezado la acción judicial contra diversos casos de corrupción, entre ellos el de Bankia, ha desaparecido prácticamente de las instituciones tras un año 2015 en el que se estrelló en elecciones municipales, autonómicas y generales. La formación, además, se ha visto obligada a abandonar muchas de sus personaciones judiciales y a acometer un ERE por sus problemas presupuestarios.

A la espera de que se convoque un Congreso del partido, UPyD pasará a ser dirigida por una gestora, al frente de la cual estará Gorka Maneiro, portavoz adjunto y diputado en el Parlamento vasco, según ha confirmado la formación en un comunicado. Maneiro asume el cargo de coordinador de la gestora “con el convencimiento de que las ideas de UPYD siguen siendo necesarias para España”. “Estoy seguro de que la forma de hacer política de UPYD es imprescindible, aún más en la actual situación política, y voy a trabajar para recuperar la confianza de los ciudadanos”, ha afirmado el parlamentario vasco.

Según constató EL PAÍS, la posible desaparición de UPyD ocupa estos días las conversaciones de los pocos cargos electos que conserva el partido. Maneiro, que ahora sustituye de forma interina a Herzog, es el único diputado autonómico que mantiene la formación, y afronta este año las elecciones del País Vasco. Dos de sus tres eurodiputadas, Beatriz Becerra y Maite Pagaza, esperaban estos días noticias de la dirección nacional, que anunció que abría un periodo de reflexión sobre el futuro de las siglas tras el fiasco del 20-D. La tercera, Teresa Giménez Barbat es un caso pendiente de estudio para la nueva gestora. Ella ha dicho que mantiene su fidelidad a las siglas de UPyD. El partido, sin embargo, le ha pedido que devuelva el acta tras ver cómo se ha incorporado al grupo de Ciudadanos Europeos, en el que también se integran los dos eurodiputados del partido de Albert Rivera.

Fuentes consultadas por este diario en el Europarlamento describieron muy crudamente la situación que atraviesa el partido: puede, según afirmaron, que UPyD abandone la actividad política antes de que alguno de sus eurodiputados se decida a abandonar la formación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS