Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres grupos con estrategias distintas para enfrentar sus causas

El resto de imputados en el 'caso Nóos' se defienden utilizando diferentes vías argumentales

El expresidente de Baleares Jaume Matas Palou en el banquillo de los acusados al inicio del juicio por el denominado Caso Nóos.
El expresidente de Baleares Jaume Matas Palou en el banquillo de los acusados al inicio del juicio por el denominado Caso Nóos. EFE

El inicio del juicio del caso Nóos ha evidenciado —al margen de lo que suceda con la infanta Cristina de Borbón, Iñaki Urdangarin, Diego Torres y Ana María Tejeiro— la existencia de tres estrategias de defensa diferentes por parte de los otros 14 imputados.

Los ex altos cargos del Gobierno balear, la mayoría de ellos inmersos en otras causas por corrupción, han optado por abrir la vía de la negociación con la Fiscalía Anticorrupción en busca de pactos para reducir las penas. Las defensas del expresidente balear Jaume Matas y de los altos cargos de su Gobierno José Luis Ballester, Gonzalo Bernal, Juan Carlos Alia y Miguel Ángel Bonet (en prisión por el caso Ibatur) decidieron no intervenir en la primera sesión del juicio. Algunos ya optaron por cooperar con la investigación en la instrucción, como el ex director general de Deportes José Luis Pepote Ballester. o Matas, que decidió la semana pasada ceder a la Audiencia de Baleares el palacete que tiene a medias con su mujer para hacer frente a su responsabilidad civil en el caso Nóos. Una decisión con la que busca reducir la posible condena.

A este grupo, y a tenor del silencio que guardaron sus abogados, también se podrían sumar imputados como Marco Antonio Tejeiro, empleado de Nóos, o Mercedes Coghen, que fue responsable de Madrid 16.

Altos cargos

En cambio, los cuatro altos cargos de la Generalitat valenciana están dispuestos a dar la batalla para lograr un fallo exculpatorio. Luis Lobón, Jorge Vela, José Manuel Aguilar y Elisa Maldonado, que desde la empresa pública CACSA sufragaron las jornadas Valencia Summit, trabajan sobre una doble estrategia.

Por un lado, pretenden que la Audiencia de Baleares se inhiba a favor de la Provincial de Valencia con el argumento de que los supuestos delitos por los que se les juzga se cometieron en esta última ciudad y deben ser juzgados allí. Si eso falla, quieren convencer al tribunal de que los acuerdos con Nóos estaban justificados.

El tercer grupo de imputados confía en beneficiarse de los argumentos de la fiscalía y la abogacía del Estado para descalificar la figura de la acusación popular, que ha llevado a la Infanta hasta el banquillo. En este grupo está el vicealcalde de Valencia con Rita Barberá, Alfonso Grau, el asesor fiscal Salvador Trinxet y el secretario del Instituto Nóos Miguel Tejeiro, que solo están acusados por Manos Limpias y, en el caso del vicealcalde por los socialistas de Valencia.

Más información