Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un buque de EE UU destacado en Rota reforzará la defensa de Turquía

España se queda sola en la frontera con Siria a la espera de los Patriot italianos

El destructor estadounidense USS Donald Cook, con base en Rota (Cádiz)
El destructor estadounidense USS Donald Cook, con base en Rota (Cádiz). US Navy

A la espera de que Italia cumpla su anuncio de enviar una batería de misiles Patriot a la zona, España se ha quedado sola en la defensa de la que seguramente sea en este momento la frontera más caliente del planeta: la que separa a Turquía de Siria, escenario de una guerra civil con intervención de múltiples potencias extranjeras.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 11 la prórroga por un año, hasta diciembre de 2016, de su participación en la operación Active Fence (Valla Activa) de la OTAN. Desde enero pasado, el Ejército español despliega una batería de misiles Patriot, con seis lanzadores y 150 militares, en el aeropuerto de Adana, a 140 kilometros de la frontera siria, que Rajoy visitó el pasado 15 de noviembre.

Tras la retirada de los destacamentos de EE UU y Alemania, el español es el único con el que cuenta la OTAN para hacer frente a un ataque con misiles balísticos. Expertos militares advierten de que una sola batería es insuficiente para cubrir la amplia frontera con Siria.

Estados Unidos asegura que, si se produce una escalada de tensión, sus Patriot están preparados para regresar en pocos días a Turquía, pero además se ha comprometido a que uno de los cuatro destructores Arleigh Burke que tiene en la base de Rota (Cádiz), probablemente el USS Donald Cook, navegue por el Mediterráneo oriental. Estos cuatro destructores —el último llegó a Rota en septiembre pasado— están dotados con el sistema de combate Aegis y misiles SM-3 capaces de interceptar misiles Scud, por lo que actuarán por vez primera como parte del escudo antimisiles de la OTAN, la misión por la que teóricamente se desplegaron en Rota, y completarán el paraguas que desde tierra facilitarán a Turquía los Patriot españoles y, en su momento, los italianos.

La amenaza de conflicto en la frontera turco-siria se ha multiplicado después de que Ankara derribase el pasado 24 noviembre un caza ruso Su-24 y Moscú desplegase su sistema antiaéreo S-400 en Siria.

 

Más información