Los problemas de la polución se hacen visibles en España

Madrid y Asturias aplican medidas contra la contaminación como restricciones al tráfico o paradas de plantas industriales

Tráfico en la M-30 de Madrid en día de Nochebuena.
Tráfico en la M-30 de Madrid en día de Nochebuena.Kike Para

Avisos, limitaciones al tráfico, paradas en plantas industriales... Los problemas de contaminación se están haciendo visibles en muchas partes de España debido a los sistemas de alerta puestos en marcha por ciudades y Gobiernos regionales. Medidas como las que aplica Madrid —que ya ha decretado reducciones de los límites de velocidad en la M-30 y en los accesos a la capital y restricciones al aparcamiento en el centro; hoy mismo ha activado el protocolo que prohíbe circular a más de 70 kilómetros por hora en la almendra central— son “muy importantes” porque aumentan la concienciación entre la población, opina Miguel Ángel Ceballos, de Ecologistas en Acción. “Para resolver un problema, lo primero es reconocerlo, y hasta hace poco las autoridades no han querido hacerlo”.

Más información

La sucesión de anticiclones en la Península en las últimas semanas han favorecido que se rebasen los límites legales de contaminación en muchos núcleos de población, ya que la concentración de contaminantes no se dispersa. En Madrid, el problema está focalizado en el dióxido de nitrógeno, ligado al tráfico, que puede desencadenar problemas respiratorios. Desde que en noviembre se empezó a aplicar el nuevo sistema en Madrid, este Ayuntamiento ha decretado en cuatro ocasiones, con la de hoy, el llamado “escenario 1”, que implica bajar el límite de velocidad a 70 kilómetros hora en la M-30. En dos ocasiones se ha tenido que subir al segundo escalón, que impide a los no residentes estacionar los coches en los aparcamientos regulados en las calles del centro de la ciudad.

La delegada de Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, sostiene que estas restricciones consiguen “detener los episodios” de contaminación puntuales. “Pero son medidas de emergencia, lo importante es establecer medidas estructurales”. Sabanés también cree que el nuevo sistema ha logrado “incrementar el nivel de concienciación”.

Cataluña y Asturias

La semana pasada, la Generalitat de Cataluña también tuvo que aplicar la limitación de la velocidad a 90 kilómetros por hora en las vías rápidas del área metropolitana de Barcelona. En este caso, el sistema se activó por la concentración de las partículas en suspensión PM-10, que también causan dolencias respiratorias.

Ante la ausencia de lluvias, el mismo problema lleva semanas instalado en Asturias. El Principado, según explica una portavoz de la Consejería de Fomento, cuenta desde el verano de 2014 con planes de actuación en Avilés y Gijón, que se desarrollan a través de protocolos que incluyen tres niveles de riesgo: aviso, prealerta y alerta. El domingo se activó por primera vez la prealerta en las aglomeraciones de Gijón y Avilés, lo que implicó avisos, el riego de algunas vías para intentar la dispersión de las partículas y restricciones al tráfico pesado en algunas zonas industriales. Además, la consejería acordó con la empresa Arcelor-Mittal adelantar una parada técnica de parte de sus instalaciones del municipio de Veriña. Esta parada comenzó a las seis de la mañana del martes y se esperaba que durara como máximo 24 horas.

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción