Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las grandes empresas suspenden una reunión para no hablar de elecciones

El Consejo Empresarial para la Competitividad evita hacer interpretaciones sobre la situación política que dejan las urnas y remite a las declaraciones del presidente de CEOE

Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC)
Los integrantes del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) en el palacio de La Moncloa durante una visita a Mariano Rajoy en mayo de 2014.

El Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), poderoso lobby formado por grandes grupos españoles, suspendió la reunión que tenía prevista para hoy. Los responsables del grupo que preside César Alierta (Telefónica) tomaron la decisión ayer después de considerar que lo mejor era no celebrarla por las posibles interpretaciones que pudieran surgir tras los resultados de las elecciones, según fuentes de su entorno.

Aunque correspondía al encuentro ordinario del mes diciembre (y por tanto de Navidad) y estaba en la agenda desde antes de que se convocaran las elecciones, la coincidencia con los comicios hacía imprescindible que se valoraran los resultados. Sin embargo, la incertidumbre generada por la dificultad de formar Gobierno hizo considerar que lo más adecuado era no dar pie a que se vertieran opiniones que pudieran generar diferentes interpretaciones sobre lo que piensan los grandes empresarios, que evidentemente tienen sus prioridades.

Precisamente, la posibilidad de que no todos los miembros prefirieran pactos entre los mismos grupos políticos y se reflejara ante la opinión pública como una división en el seno de la CEC fue una de las razones que inclinó la balanza a favor de la suspensión. También han considerado que cualquier opinión podía influir en la evolución de la Bolsa y de la prima de riesgo, que en la jornada de ayer ya tuvo un comportamiento negativo como consecuencia de los resultados.

En ese sentido, según las fuentes consultadas, prefirieron remitirse a las declaraciones del presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, en las que demanda que haya diálogo entre las partes y se considere un Gobierno de coalición. Como Rosell, los grandes empresarios no descartan que la alianza sea entre el PP y el PSOE, e incluso con Ciudadanos. Lo que no ven con buenos ojos que se sume a ella Podemos, crítico con sus actuaciones.

No obstante, confían en que las negociaciones vayan por un camino satisfactorio para ellos. De lo contrario, y seguramente a nivel individual, harán llegar sus puntos de vista a los dirigentes. En todo caso , lo que no quieren de ninguna manera es que se tengan que repetir las elecciones, ya que provocaría un impasse en el país que podría frenar la recuperación económica, según algunos de los empresarios, que prefiere guardar el anonimato.

El CEC fue creado en febrero de 2011 y está compuesto por 15 compañías de las más importantes del país y el Instituto de Empresa Familiar (IEF). Lo forman César Alierta (Telefónica), Isak Andic (Mango), Ana Botín (Banco Santander), Antonio Brufau (Repsol), José Manuel Entrecanales (Acciona), Isidro Fainé (CaixaBank), Francisco González (BBVA), Pablo Isla (Inditex), Antonio Huertas (Mapfre), José Creuheras (Planeta), Florentino Pérez (ACS), Rafael del Pino (Ferrovial), Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Juan Roig (Mercadona) e Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola). Por el IEF Simón ´Pedro Barceló (Grupo Barceló) y Javier Moll (Editorial Prensa Ibérica y actual presidente del instituto).

Estas empresas dan empleo a más de 1,7 millones de trabajadores y representan una facturación equivalente al 35% del PIB español. El CEC se autodefine como un think tank que suma compromisos y esfuerzos para aportar propuestas que mejoren la competitividad, ayuden a la recuperación económica y fortalezcan la confianza internacional en España.

Desde su creación, cuando la crisis estaba ya en su apogeo, este grupo empresarial ha elaborado estudios sobre la evolución económica y sobre la internacionalización de la empresa. Incluso hicieron una gira internacional para explicar los documentos elaborados, en los que participaron los gabinetes de estudios de las entidades y pusieron al servicio del Gobierno.

Más información