Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Voy a intentar formar Gobierno, España lo necesita”

El candidato del PP mantiene que debe gobernar el partido más votado y promete dialogar y hablar más que lo hecho hasta ahora

El PP de Mariano Rajoy intentará ahora, tras el “éxito sin euforias” que le ha facilitado ser la primera fuerza política del Parlamento en esta nueva etapa, “formar un Gobierno estable” en minoría con apoyos externos. Tras un mandato terrible, lleno de frustraciones, promesas incumplidas y cinco avisos electorales, el PP se fijó para este 20-D la meta de ganar, superar al segundo en cinco puntos y gobernar. Los objetivos se consideran casi cumplidos. El problema para Rajoy es que ni siquiera con una abstención de Ciudadanos superaría a una futurible alianza de los que llama los “perdedores de la izquierda”.

Rajoy compareció finalmente poco después de la medianoche en el balcón de la sede central del partido en la calle Génova de Madrid junto a su esposa, Viri, su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, y los miembros de la cúpula de su equipo. Lo primero que hizo fue soltar una ristra de agradecimientos, tanto a los militantes como a los más de siete millones de votantes, y luego ya pasó a anticipar sus intenciones y a justificar el escueto resultado.

El líder del PP aseguró que su partido había vuelto a ganar las elecciones y destacó que con 1.600.000 votos y más de 30 escaños de margen sobre el segundo, el PSOE. Fue en ese punto cuando repitió lo que ha contado “hasta la saciedad” en la campaña: “Quien gana las elecciones debe intentar formar gobierno y yo voy a intentar formar gobierno porque España necesita un gobierno estable”.

El dirigente popular argumentó luego la corta victoria del PP sobre las medidas y los recortes aplicados en esta legislatura para sostener que había tomado todas esas decisiones difíciles “con el único objetivo de salvar los intereses de todos los españoles”. Sabe que no lo tiene fácil pero prometió hablar y dialogar más que hasta ahora.

El punto de inflexión

Hubo un momento, el pasado verano, que el PP se veía en las encuestas cerca de perder la hegemonía política y de convertir a Rajoy en el primer presidente en no poder repetir mandato. Las elecciones locales de mayo fueron el punto de inflexión y alarma. Los populares, que disfrutaron hasta entonces de un poder territorial sin parangón, perdieron de golpe más de dos millones y medio de votos y, lo que resultó aún peor, deprimieron a su organización al convertir de golpe en barones en disposición de salida a muchos de sus presidentes autonómicos derrotados.

Rajoy y su equipo tomaron nota, remozaron la fachada del partido con jóvenes tertulianos y diseñaron una precampaña y una campaña de proximidad para su líder, que esta vez se dejó guiar. En el PP se pusieron el listón en acercarse lo máximo posible al 30% de los votos (lo que podría suponer una cifra de unos 130 escaños, es decir, 14,6 puntos y 53 diputados menos que en 2011) y dejar al segundo partido a cinco puntos de margen.

Los resultados oficiales dibujan un panorama “moderadamente optimista” y “muy abierto” para el PP, según confiesa fuentes del partido. Ahora tendrán que poner a prueba su capacidad de negociar, tan olvidada este mandato. Casi al cierre del escrutinio, el PP se quedaría solo con 123 actas (63 menos que en 2011) y con algo más de siete millones de votos (unos 3.800.000 papeletas menos). Ni siquiera una supuesta abstención de los 40 diputados de Ciudadanos les dejaría cerca de los 176 escaños para poder gobernar sin más en una previsible segunda votación (163).

Estos datos permitieron a miembros del equipo de Rajoy valorar el resultado “como una victoria con humildad y un éxito sin euforias”. Pero en el PP se cuestiona ahora, en privado y con cuidado ante las futuras y largas negociaciones que se avecinan, la campaña efectuada por Ciudadanos “que ha dejado en terreno de nadie a su líder y que ha tardado mucho en posicionarse sobre su política de pactos poselectorales”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información