Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastián Castella: “No se puede politizar con los toros”

El torero francés alzó la voz en defensa del mundo del toro frente a quienes lo atacan

Redacción: Carmen Pérez-Lanzac. Imagen: Paco Puentes. Edición. L. M. Rivas.

Sebastián Castella (Béziers, Francia, 1983), torero, alzó la voz y reivindicó la fiesta de los toros frente a quienes quieren terminar con ella. Le preocupa una politización que, sostiene, le resta libertades. No puede votar en España, aunque sigue la campaña con mucho interés.

Pregunta. ¿Qué debería hacer el nuevo Gobierno respecto los toros?

Respuesta. Lo que se ha hecho en Francia. Declararlo patrimonio cultural y material. Y que el mundo de los toros esté a salvo. No se puede estar atacando y atacando como están haciendo hasta el momento.

P. Varias plazas de toros han perdido recientemente sus subvenciones.

R. Los taurinos tenemos que remediar eso. Se está haciendo una fundación para defender el mundo del toro e intentar protegerlo y darle una imagen renovada. Que no sea tan místico ni se vea como algo tan anticuado.

P. ¿Teme que se prohíban los toros?

R. Ningún político nos puede quitar la libertad de vivir de nuestra profesión, de nuestra pasión, o a los aficionados la libertad de ir a los toros. Eso es lo que primero tenemos que detener. Si no les gusta, vale, pero tendrán que respetar lo que le gusta a los demás. No se puede politizar con el mundo de los toros.

P. ¿Cuál cree que sería la principal consecuencia si se prohibieran los toros?

R. Si se acabaran las corridas, se extinguiría la raza del toro bravo, que es un animal de por sí peleón. Tienen que pelear y se matan entre ellos, porque el toro, al picarlo, saca su bravura y quiere pelear más. Al contrario que el león, que es el rey de la jungla, pero que cuando lo hieres se acobarda. El toro bravo no es así.

P. ¿A qué político le daría dos orejas y el rabo?

R. A Álvaro Uribe [la mujer de Castella es colombiana]. Sabemos que la guerrilla era y es tremenda, pero el que ha devuelto la seguridad, la ilusión, que los extranjeros puedan ir a Colombia con tranquilidad y quien ha puesto el país en auge en todos los sentidos es el presidente Uribe. Le daría dos orejas, el rabo y todo lo que pudiera.