Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarra abre la puerta a incluir más competencias en su estatuto

La resolución acordada por el Ejecutivo pretende "definir el status político de Navarra"

Uxue Barkos en el pleno del Parlamento de Navarra este viernes.
Uxue Barkos en el pleno del Parlamento de Navarra este viernes. EFE

El Amejoramiento del Fuero, el equivalente navarro al Estatuto de Autonomía, se abre a un proceso de reforma durante esta legislatura. Este es el compromiso al que han llegado este viernes los cuatro partidos que conforman el Gobierno de Uxue Barkos: Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerradurante, durante el pleno monográfico sobre el "derecho a decidir". La resolución acordada entre las formaciones, que suman 26 de los 50 parlamentarios forales, pretende "definir el estatus político de Navarra, incluir nuevas competencias y avanzar en el reconocimiento de derechos sociales". El acuerdo añade, además, la celebración de un referéndum posterior para ratificar el nuevo texto.

El Amejoramiento fue aprobado por el Parlamento navarro y las Cortes Generales en 1982, pero no fue sometido a aprobación ciudadana, como sí ocurrió en Euskadi, Cataluña, Galicia y Andalucía. El texto ha sufrido dos reformas: en 2001, para eliminar el procedimiento automático de elección del presidente si no había mayoría suficiente; y en 2009, para introducir a la Fiscalía Superior y al Defensor del Pueblo.

La intención de los partidos que gobiernan ahora la comunidad es abrir un proceso de análisis parlamentario de la reforma, que incidiría en la plasmación en el texto de garantías en materia de sanidad, educación o convivencia. Sin embargo, cuentan desde el inicio con la desconfianza de la oposición, ejercida por Unión del Pueblo Navarro (UPN), PSN-PSOE y PP, basada en el hecho de que haya sido EH Bildu quien impulsó este debate monográfico, el primero de la legislatura.

El líder de UPN, Javier Esparza, asegura que estas iniciativas son "el arranque de una hoja de ruta para que Navarra acabe como Cataluña, pidiendo la independencia". Esparza añade que IE y Podemos, los socios no nacionalistas de Barkos, "se dejan usar como marionetas".

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai), no ha utilizado el turno de intervención del Ejecutivo en el pleno porque que acudió "a escuchar a los partidos, que son quienes deben marcar posición" en este ámbito. Para Barkos, "es una barbaridad" comparar la situación navarra con la catalana. "Navarra es un buen ejemplo de convivencia desde la diferencia y de ejercicio responsable de acción política", ha sentenciado.

Otras decisiones

El cuatripartito también ha aprobado el impulso de una ley de participación que regule "instrumentos de consulta ciudadana, presupuestos participativos y reprobación política. La resolución matiza que las consultas estarían "dentro del ámbito competencial de Navarra".

En lo único que se han puesto de acuerdo todos los grupos de la Cámara ha sido en la defensa de los derechos forales recogidos en la disposición adicional primera de la Constitución. Todo el arco parlamentario ha insistido en respaldar el sistema de convenio que rige la relación económica entre Navarra y el Estado, que otorga a la comunidad plena capacidad fiscal y le obliga al pago de una cuota por los servicios que realiza el Estado, que en 2015 rondará los 600 millones de euros. Un respaldo que llega después de que tanto Ciudadanos como varios Gobiernos autonómicos del PP y el PSOE hayan calificado el sistema como insolidario.

No han prosperado, sin embargo, las propuestas de UPN y PP para que, de iniciarse una reforma constitucional, se elimine la disposición transitoria cuarta, que regula la posible incorporación de Navarra a Euskadi. Los cuatro socios del Ejecutivo votaron en contra y el PSN-PSOE se abstuvo.

Más información