Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos critican el contrato único de Rivera

El candidato de Ciudadanos se reúne al mismo tiempo con los representantes de los trabajadores y la patronal

Albert Rivera, el presidente de CEOE, Juan Rosell; el de CEPYME, Antonio Garamendi; y los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (C), y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Ampliar foto
Albert Rivera, el presidente de CEOE, Juan Rosell; el de CEPYME, Antonio Garamendi; y los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (C), y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

El contrato único indefinido que propone Ciudadanos ha provocado discrepancias en la reunión conjunta que han mantenido este miércoles en Madrid Albert Rivera y los representantes de los sindicatos y la patronal. Aunque todas las partes coincidieron en calificar como "positivo" el encuentro y en destacar el buen entendimiento entre todos los actores sociales, la propuesta de Rivera provocó críticas.

Rivera, que nunca se había reunido con los representantes de los trabajadores y había criticado su papel en la formación de los parados, defiende que todas las nuevas contrataciones se hagan con un contrato único (indefinido con indemnizaciones progresivas por despido) y que se cree un cheque de 1.200 euros para formación de parados. "Si gobernamos escucharemos a los agentes sociales para que formen parte de las decisiones importantes", ha dicho este miércoles. El objetivo de su propuesta es acabar con la dualidad del mercado laboral.

Tras el encuentro conjunto, que adelantó EL PAÍS, Cándido Méndez (CCOO) ha calificado como "una ocurrencia" la propuesta del contrato único, que también UPyD lleva en su programa electoral, y ha anunciado su deseo de que el encuentro ayude a Rivera a "reflexionar" sobre el asunto. "He creído que estaba en la obligación de hablarle del contrato único", ha añadido. "Partimos de una realidad estadística inexorable, que en España hay 11 millones de personas con contrato indefinido. Por lo tanto, no hay contrato único que valga. Para nosotros es más importante recuperar la causalidad de la contratación [que cuando el contrato sea temporal sea para un trabajo temporal]". Por su parte, Ignacio Fernández Toxo (UGT) se ha expresado en la misma línea. "Desde luego no es la solución. Ningún país del mundo ha optado por esta modalidad laboral, pretendidamente superadora de todas las ineficiencias". Y ha seguido: "Hay que superar la dualidad creciente del mercado de trabajo, pero creo que son otras vías las que hay que explorar".

Joan Rosell, representante de los empresarios (CEOE), ha dejado la reunión, a la que también ha asistido Antonio Garamendi (CEPYME), dando a entender que la temporalidad no es un problema de solución prioritaria en el mercado laboral: "Existe una realidad laboral, un 75% de contratos indefinidos que vienen de lejos y un 25% que son nuevos o temporales con menos derechos. Cualquier iniciativa que obvie esta realidad es muy difícil de poner en marcha".