La infanta Cristina declarará la última en el juicio del ‘caso Nóos’

Rita Barberá y Alberto Ruiz-Gallardón comparecerán como testigos el 12 de abril y el 13 de mayo, respectivamente

La infanta Cristina, en 2013.
La infanta Cristina, en 2013.GUSTAU NACARINO (REUTERS)

La infanta Cristina será la última de los 18 acusados en declarar por el juicio del caso Nóos. La hermana del Rey, que dará su versión ante el tribunal después de que lo haga el resto de acusados propuestos por el ministerio fiscal, entre los días 9 y 26 del próximo mes de febrero. La fase del juicio oral comienza el 11 de enero, cuando se dirimirán las cuestiones previas con presencia de todas las partes implicadas. En esa fecha se decidirá si se mantiene o no la acusación contra la infanta. Por su parte, Rita Barberá y Alberto Ruiz-Gallardón —propuesto por Manos Limpias— comparecerán como testigos el 12 de abril y el 13 de mayo, respectivamente.

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha informado en un comunicado este jueves del calendario de declaraciones de los 18 acusados que comparecerán en el juicio del caso Nóos entre el 9 y el 26 de febrero, según el orden propuesto por el Ministerio Fiscal; así como de los 363 testigos que lo harán entre el 8 de marzo y el 17 de mayo. Las fechas han sido establecidas por la Audiencia de Baleares.

Más información

El 11 de enero se celebrarán las cuestiones previas, con presencia de todas las partes implicadas, incluida la infanta y, en los días posteriores a ese trámite, el tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma decidirá si juzga a la hermana del rey o la exime en aplicación de la llamada "doctrina Botín".

Los jueces resolverán si se aplica a la infanta la "doctrina Botín" fijada por el Tribunal Supremo en una sentencia de 2007, que establece que, en el procedimiento abreviado, no puede abrirse juicio oral solo a instancias de la acusación popular. Cristina de Borbón está acusada de dos delitos fiscales, como supuesta cooperadora en el caso Nóos.

El fiscal no acusa a la infanta y esta espera que los jueces la liberen del banquillo cuando se diriman las cuestiones previas el día 11. Solo Manos Limpias ostenta la acusación contra ella. Así, como la hermana del Rey no figura en la acusación del fiscal Pedro Horrach, queda incorporada al final del listado del Ministerio público. Los primeros interrogados son tres excargos del Gobierno Balear —José Luis Ballester Tuliesa, Gonzalo Bernal García y Juan Carlos Joaquín Alía Pino— y el expresidente Jaume Matas.

También decidirán sobre otras posibles cuestiones previas, como la nulidad de la instrucción que planteará la defensa de Diego Torres, socio de Iñaki Urdangarin en el instituto Nóos.

En el caso de que el tribunal confirme la legitimidad de Manos Limpias para ejercer la acusación popular contra la infanta, esta declarará la última, una vez finalicen los otros 17 acusados que empezarán a comparecer desde el 9 de febrero, comenzando por el ex director general de Deportes del Govern balear José Luis "Pepote" Ballester.

La estrategia de defensa de Cristina de Borbón se centra en evitar, de nuevo, que se mantenga en el juicio la acusación contra ella por delito fiscal. Ante el juez José Castro y en la misma Audiencia de Palma, la infanta ya sostuvo que no hay pruebas contra ella y que, en todo caso, Manos Limpias no está legitimado para ejercer de único ariete acusador contra ella, en un delito que atañe al interés de la Administración y al Estado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción