Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presidentes socialistas avalan a Sánchez en su apoyo a Rajoy

Los líderes autonómicos transmitieron a Sánchez dudas de si Rajoy no usará este respaldo en beneficio electoral propio

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reúne con los presidentes autonómicos socialistas.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reúne con los presidentes autonómicos socialistas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, puede mantener que tiene el apoyo del PSOE en la defensa de la legalidad ante al desafío secesionista en Cataluña. Los presidentes socialistas de comunidades avalaron este miércoles a su líder, Pedro Sánchez, por el respaldo que ha dado a Rajoy para que impugne la resolución del Parlament ante el Constitucional. Pero transmitieron a Sánchez dudas de si Rajoy no usará este respaldo en beneficio electoral propio.

Las formas se mantienen con gran pulcritud en el PSOE para que no se les pueda reprochar una actitud en defensa de la Constitución y absolutamente contraria a todas y cada una de las decisiones que toman los grupos secesionistas del Parlamento de Cataluña. Los presidentes de comunidades socialistas se trasladaron este miércoles a la sede federal del PSOE de Madrid convocados por Sánchez, determinado a que los suyos conozcan cada vez que Rajoy le pida apoyo para una medida frente al secesionismo. Nada que objetar de momento. Los socialistas no ven otro camino que el emprendido por el Gobierno de España ante el desacato de la mayoría parlamentaria que suma Junts pel Sí y la CUP.

A la reunión de Ferraz a la que acudieron los presidentes autonómicos socialistas con la excepción del valenciano, Ximo Puig, y la balear, Francina Armengol, cuyas obligaciones les impidieron trasladarse a Madrid. Sí estuvo la presidenta de Andalucía, Susana Díaz; de Asturias, Javier Fernández; de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; y de Aragón, Javier Lambán. Con ellos, el primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya, Miquel Iceta, y la número uno al Congreso por Barcelona, Carme Chacón.

¿Seguro que el presidente del Gobierno no utilizará su preeminencia en la conducción de la respuesta al secesionismo en beneficio propio? ¿Seguro que no tomará decisiones que para el PSOE puedan ser una sorpresa? Estas preguntas rodaron por esta reunión formulada de formas diferentes, sin que ello supusiera reticencias a las medidas legales que se han empezado a toma; de momento la impugnación de la resolución ante el Tribunal Constitucional.

Jugar limpio

Los dirigentes socialistas extrajeron la conclusión de que Sánchez confía en que Rajoy le comunique y comparta con él los pasos que vaya a dar en Cataluña. En suma, que "jugará limpio", según uno de los presidentes autonómicos.

Las dudas y las preocupaciones que los gobernantes socialistas expusieron a Sánchez, al que atribuyeron "gran altura de miras a dos meses de unas elecciones", las expresaron en alto algunos de ellos a la entrada de la reunión. El más explícito fue el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page. "Todo el PSOE va a ayudar al Gobierno de Rajoy a salir de esta situación porque es lo que conviene a España", dijo. De inmediato, sugirió “una pregunta” para el presidente: "Si después de las elecciones, el presidente es Pedro Sánchez, ¿Rajoy se va a poner a su disposición para acudir a La Moncloa para apoyarle en la solución que haya que tomar?"

El grueso de la reunión estuvo dedicado a analizar lo que puede pasar en Cataluña por las decisiones que adopten los secesionistas. El presidente de Aragón, Javier Lambán, se siente especialmente concernido por la proximidad geográfica con Cataluña. "Mi Gobierno mantiene una posición de hostilidad radical y activa hacia el independentismo catalán por la fractura que está provocando en la unidad de España, en la propia Cataluña y por su indisimulada pretensión de anexionarse la parte oriental de Aragón".