Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las universidades piden poder fijar el precio de las carreras y los másteres

La conferencia de rectores despide la legislatura "más difícil desde la Transición democrática" demandando "más autonomía" para los campus

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, preside la reunión del Consejo de Universidades este miércoles.
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, preside la reunión del Consejo de Universidades este miércoles. EFE

La conferencia de rectores españoles —la CRUE, que aglutina al grueso de las universidades públicas y privadas— ha pedido este martes "más autonomía" para las universidades en los aspectos clave de su gestión. Quieren poder contratar a investigadores y profesores internacionales con sueldos distintos de los que cobran los funcionarios en las públicas o fijar las tasas que pagan los estudiantes en grados (carreras) y másteres, que a partir de 2012 se dispararon en algunas comunidades autónomas tras la aprobación de un decreto ministerial que establecía una horquilla de precios.

Son algunas de las propuestas que la CRUE ha trasladado al ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la última conferencia de universidades celebrada antes de las elecciones generales del 20 de diciembre. El presidente de los rectores, Manuel López, ha asegurado además que "la percepción de la CRUE es que esta legislatura ha sido el periodo más difícil desde la Transición democrática".

El también rector de la Universidad de Zaragoza ha agradecido, no obstante, al actual ministro (que sustituyó al polémico José Ignacio Wert el pasado junio) "la fluidez" y el "diálogo" que ha mantenido con los representantes de los campus. Y ha añadido la petición de la autonomía en clave electoral.

Mensaje electoral

"Nuestra posición para cualquier gobierno o ministro que se encargue de las universidades en las próxima legislatura es que necesitamos autonomía", ha pedido López durante una comparecencia ante la prensa al final del encuentro entre los rectores y el ministro. "No podemos estar regidos por normas de tipo administrativo que no se trasladan bien a nuestra realidad". "Pedimos autonomía con la consiguiente rendición de cuentas", ha señalado López, que deja el cargo a finales de noviembre. "Queremos que nos permitan tener libertad de actuación porque la respuesta de cada universidad es diferente en cada caso", añade.

El citado decreto de 2012 establecía una horquilla de precios por grados y másteres que cada comunidad autónoma debía aplicar y que ha supuesto, en la práctica, subidas de hasta el 60% de los precios en algunas —las que más han subido han sido Madrid y Cataluña— y que una carrera cueste hasta tres veces más en una región que en otra, como pasa con Galicia respecto a las dos citadas.

El precio de los másteres universitarios, que también se rige por una horquilla fijada por el ministerio, "en la mayoría de las autonomías es muy alto, lo cual ha supuesto pérdida de estudiantes. Es difícil de entender que con el objetivo de incrementar financiación se suban los másteres si luego baja la demanda", según López.

El presidente de los rectores ha pedido que les dejen más capacidad de decisión para fijar los precios —ahora son las comunidades autónomas las que se sitúan en la parte de la horquilla que consideran—. Asegura que las tasas que pagan los estudiantes podrían "subir o bajar" en el caso de los másteres y en función del número de estudiantes y otras variables y que, en los grados, lo que solicitan las universidades "es más bien bajar [el precio]".

La conferencia reclama también más autonomía para administrar la tasa de reposición —la sustitución de docentes e investigadores que quedó al 10% en esta legislatura y acaba de ser repuesta al 100%— "ajustándose al gasto".

Solo hay un aspecto en el que, según López, no querían autonomía, pero la han conseguido. El Ministerio de Educación, con Wert al mando, aprobó el llamado decreto 3+2, que permite que la duración de las carreras sea de tres años (ahora son de cuatro) y que los másteres se amplíen a dos (ahora son generalmente de uno). "En paradójico que habiendo limitado tasas y becas", dice López, "nos den libertad para un tema que se puede utilizar para una competitividad económica sin establecimiento de criterios básicos", ha señalado el rector. La CRUE, no obstante, aprobó una moratoria para no empezar a aplicar esta medida hasta 2017.