Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces anulan el veto a una manifestación de guardias civiles

La concentración había sido prohibida por la Delegación del Gobierno. Los agentes piden la implantación de turnos de trabajo en las mismas condiciones que la Policía Nacional

Manifestación de la Guardia Civil en Madrid en septiembre de 2010.
Manifestación de guardias civiles en Madrid en septiembre de 2010.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha autorizado la manifestación convocada por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) para el próximo 14 de noviembre en Madrid. La Delegación del Gobierno había prohibido la concentración, pero ahora el tribunal ha dado la razón a los agentes y ha acusado a la Administración de "vulnerar el derecho de reunión".

La resolución, con fecha del pasado 6 de noviembre, declara "nula" la prohibición de la Delegación del Gobierno de Madrid "por no ser ajustada a Derecho y vulnerar el derecho fundamental de reunión y manifestación de los miembros de la Guardia Civil". La AUGC ya había presentado un recurso contra esta decisión de la Administración.

El principal objetivo de la convocatoria del próximo sábado es "la implantación de turnos de trabajo en las mismas condiciones que la Policía Nacional". Este cuerpo policial "tiene estos turnos ofrecidos por parte de la Administración a través de su director general", según apuntan desde la AUGC. "Los guardias civiles no debemos, ni queremos, ser menos", añaden.

La sentencia de la sección 8ª de la Sala de lo Contencioso-Administrativa del TSJM tiene 19 folios de extensión y está fechada el pasado 6 de noviembre. En ella, los cuatro jueces que componen el tribunal consideran que "la elección de la fecha de la convocatoria coincidente con el periodo electoral al que aludió la Abogacía del Estado tampoco puede atenderse".

Alegan los jueces que "el Tribunal Constitucional ya se ha pronunciado sobre esta cuestión en varias ocasiones para descartar rotundamente dicha coincidencia temporal como motivo de la exclusión del ejercicio del derecho fundamental".

El Tribunal Superior de Justicia madrileño recuerda que la AUGC ya ha realizado dos convocatorias similares anteriormente y que no fueron recurridas por la Administración. La Delegación del Gobierno prohibió la llamada "marea de tricornios" alegando que "tiene una clara naturaleza sindical y política", algo prohibido para los guardias civiles. Pero el TSJM lo niega: "Ha de tenerse por cierto que la manifestación convocada tiene por objeto la actuación de intereses de índole profesional, social y económico y no de índole sindical o político".

Concentraciones precedentes

En cualquier caso, la resolución judicial recuerda a los agentes que no podrán manifestarse de uniforme, tal y como estipula la legislación. Fuentes de la AUGC han confirmado a la agencia Europa Press que no se manifestarán de uniforme, como ya sucedió en la concentración celebrada en enero de 2007 en la Plaza Mayor de Madrid, hasta ahora la mayor protesta llevada a cabo por la AUGC. En aquella ocasión acudieron unas 10.000 personas, 3.000 de ellas agentes de uniforme, que reclamaban la aprobación de las medidas de modernización del Cuerpo que el PSOE había incluido en su programa electoral; 21 responsables de la asociación fueron expedientados.

Tres años después, en septiembre de 2010, los guardias civiles volvieron a salir a la calle contra el Ministerio del Interior, que entonces dirigía el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Aquella vez, sin uniformes, también miles de agentes llegados desde distintos puntos de España se manifestaron bajo una pancarta que decía: "Basta de abusos con los guardias civiles: Laboral y Ley de Personal ¡Ya!".