Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inquietud en el seno del PSOE por la fuga de votos a Ciudadanos

Los socialistas ya ven a Rivera como rival y tratarán de ‘empujarlo’ a la derecha

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en rueda de prensa.

Las señales de alarma se han encendido en el PSOE. Su práctica política de ignorar a Ciudadanos como rival electoral ha tocado a su fin. El partido naranja arrebata un porcentaje nada desdeñable de potenciales votos socialistas por lo que no solo tienen que dedicarse al principal adversario, el PP, sino incluir a Ciudadanos en su campaña que consistirá en empujarlo hacia la órbita ideológica del PP, como “una marca más de la derecha”. Las propuestas y las políticas de Ciudadanos servirán de apoyatura para la estrategia de los socialistas.

La encuesta de Metroscopia, publicada ayer por EL PAÍS, es objeto de estudio pormenorizado en la dirección socialista. Todas las cautelas que expresan los investigadores del estudio, respecto a que existe una máxima volatilidad y el resultado es fruto de este momento, sin pretender hacer un diagnóstico, lo tiene en cuenta el PSOE. Y la fotografía actual es que Ciudadanos va por delante del PSOE un punto y medio. Con tan escaso margen, los socialistas creen que el orden de la encuesta, (PP, Ciudadanos, PSOE), con una diferencia de 2,5 puntos entre el primero y el tercero podría ser perfectamente intercambiable. El problema está, punto arriba o abajo, en el salto que ha dado Ciudadanos hasta llegar al nivel de los aspirantes a gobernar.

Apoyo de los socialistas europeos

A.D.

El secretario general del PSOE y candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere rodearse de sus colegas europeos en la conferencia política de mediados de noviembre, donde los socialistas aprobarán su programa para las elecciones generales del 20-D. El PSOE ha invitado al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, al primer ministro francés, Manuel Valls, y al primer ministro italiano, Mateo Renzzi, y está previsto que acudan a acompañar al líder del PSOE.

Desde el 8% del que partía en el mes de enero ha dado el salto hasta el 22,5 y, sobre todo, los ciudadanos tienen una alta valoración del partido y de su líder, Albert Rivera. El crecimiento se debe a que ha logrado atraer a electores de otras opciones políticas. “Ciudadanos está en la cresta de la ola desde las elecciones catalanas y muerde al PSOE por el centro, pero trabajaremos para que al final la disputa por el Gobierno sea con el PP”, señalan en la dirección socialista. Pero que así sean las cosas no parece que vaya a venir de manera natural, por lo que en la estrategia del PSOE se incluyen desde hoy mismo las referencias a Ciudadanos para sacarle del espacio de centro.

“Ciudadanos es otra marca de la derecha, y los votantes progresistas tienen que valorar si sus votos deben ir a ese partido”. Esta frase es el paradigma explicativo de lo que el PSOE dirá en sus actos, en sus mítines, en todos los tonos. Al comité de campaña socialista acaba de llegar un informe del PSC en el que se recoge el comportamiento político de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña. “En la inmensa mayoría de los temas socioeconómicos sus votos han ido junto al PP, y en otros muchos con CiU”, señalan conocedores del documento.

Ese informe va a dar fundamentos al PSOE para situar a Ciudadanos en la derecha. También mostrarán sus propuestas electorales, aún a debate como en todos los partidos, salvo el PP, cuyas iniciativas siguen inéditas. “Una derecha moderna, limpia, ajena a asuntos de corrupción, pero con planteamientos de corte conservador”, señalan dirigentes socialistas. La propuesta de Ciudadanos para que las comunidades autónomas puedan introducir copagos en sanidad, educación o para lo que necesiten, va a ser utilizada con fruición en el discurso socialista, ajeno a las matizaciones posteriores de sus autores. “Es la derecha renovada, muy renovada, pero no hay en su quehacer y en su haber políticas progresistas”, señalan.

Los apoyos de Ciudadanos

El propio Pedro Sánchez, que se había abstraído de la existencia de Ciudadanos, encarna en primera persona el discurso contra ese partido. “Ciudadanos parece las nuevas generaciones del PP”, proclama, preparado para ofrecer una explicación al hecho de que el partido de Rivera dio su apoyo a Susana Díaz en Andalucía para que pudiera formar Gobierno. “Donde ha apoyado a los socialistas es porque no podía elegir, pero donde sí podía ha optado por el PP”, añade Sánchez, que cita Madrid, Murcia y La Rioja.

Lo cierto es que en solo un mes la fuga de voto potencialmente del PSOE hacia Ciudadanos ha pasado del 9 al 11%, según Metroscopia. El Grupo de Estudios sobre Tendencias Sociales, GETS, acaba de realizar una encuesta de 2.500 entrevistas, publicada en la revista Temas, en la que da al PSOE la primera posición pero llama la atención sobre Ciudadanos. Esta publicación, dirigida por el sociólogo José Félix Tezanos, y presidida por el exvicepresidente del Gobierno socialista Alfonso Guerra, señala que la mitad de los votantes potenciales del partido de Albert Rivera se colocan en el espacio de centro-centro, “con una mayor inflexión hacia el centro-izquierda (24,1%), que hacia la derecha más neta (12,4%)”. El PSOE tratará de que el votante de centroizquierda esté a su lado.

 

Más información