Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias y Rivera se enzarzan por la edad de jubilación

El líder de Podemos y el de Ciudadanos también ofrecen propuestas distintas para el concierto vasco en su debate en La Sexta

Debate de Salvados en La Sexta: Pablo Iglesias y Albert Rivera
Pablo Iglesias y Albert RIvera efe

Pablo Iglesias y Albert Rivera, los líderes de Podemos y Ciudadanos, han confrontado en su primer debate distintos modelos de país, con diferentes edades de jubilación y sistemas de financiación para el País Vasco. Ambos líderes han defendido la viabilidad de unas propuestas con las que buscarán convencer a los votantes, antes de las elecciones generales del 20 de diciembre, de que existe una alternativa al bipartidismo de PP y PSOE. Los dirigentes de las dos formaciones que han cambiado el mapa político se han medido por primera vez en La Sexta y durante una hora.

"Si tenemos cuatro u ocho años en el poder, esperamos llevar la jubilación a los 63 años", ha asegurado Iglesias sobre la edad de retiro (actualmente se está elevando progresivamente hasta los 67 años) durante una conversación grabada en un café de Nou Barris, en Barcelona, tras las elecciones catalanas del 27 de Septiembre en las que Ciudadanos logró no solo el segundo puesto sino que ha acabado ocupando parte del espacio político del PSC. "La base tiene que ser 65", le ha contestado inmediatamente Rivera. "65 como regla básica", ha continuado, dejando la puerta abierta a que la edad de retiro fuera superior en determinadas profesiones. "Por debajo no me atrevo a prometerlo. Lo mejor es ser realista. Si no, la frustración con los partidos nuevos va a ser peor que con los viejos. Si no, no podré mirar a los ojos a la gente y eso es muy doloroso", ha proseguido el presidente de Ciudadanos.

Los dos políticos han subrayado que coinciden en el diagnóstico de los cambios que a su juicio necesita España, aunque han reconocido que difieren en las soluciones. Nada ha reflejado mejor esa tensión argumental que las propuestas económicas, las medidas relacionadas con la reforma laboral y, por ejemplo, la gestión de la sanidad pública.

En relación con el modelo territorial, si el representante de Podemos se ha manifestado a favor de mantener el concierto vasco, pero revisándolo (la idea de que no estaría mal revisarlo a medio plazo está sobre la mesa de la dirección de su formación), el presidente de Ciudadanos ha vuelto a ser contundente en su idea de acabar con ese sistema de financiación, para aplicar un régimen fiscal común a todas las Comunidades Autónomas.

Los dos líderes han reconocido haber realizado pagos en negro, han coincidido en que los indultos no deberían ser aplicados a políticos ("Arnaldo Otegi no debería estar en la cárcel", ha especificado, no obstante, Iglesias). Rivera no ha querido desvelar su proyecto de reforma del Senado, mientras que el secretario general de Podemos ha apuntado a una revisión que lo convierta en auténtica Cámara de representación territorial.

Ambos han recordado, además, cómo reaccionaron a las elecciones generales de 2004, vividas bajo el impacto de los atentados terroristas del 11-M. "Yo voté en blanco", ha dicho Rivera, que cumplirá 36 años en noviembre. "Yo voté a Llamazares [el candidato de Izquierda Unida], proteste en Génova [la sede del PP] y me alegré de que ganara Zapatero [candidato del PSOE]", ha dicho Iglesias, de 37 años, durante una conversación distendida, casi informal y al mismo tiempo marcada por la rivalidad entre las dos formaciones. Un símbolo más de la distancia que separa a los líderes de las dos formaciones emergentes.

Más información