Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La DGT: “No son un grave problema las agresiones a los examinadores”

Tráfico considera que el número de ataques registrados "no sustenta" el parón laboral y pide a los trabajadores que desconvoquen la huelga

La directora general de Tráfico, María Seguí
La directora general de Tráfico, María Seguí, este martes en Logroño. EFE

La distancia entre la DGT y los examinadores de Tráfico, en huelga parcial indefinida desde el pasado 14 de septiembre, se acentúa. El departamento encabezado por María Seguí ha emitido este martes un comunicado donde afirma que "no existen razones justificadas para mantener un parón que solo perjudica a los ciudadanos y a la imagen del servicio público". El escrito, que recalca que las soluciones a los "reivindicaciones más importantes están en marcha", minimiza las agresiones a los trabajadores: uno de los principales problemas que denuncian los funcionarios, que piden que los resultados de las pruebas no se comuniquen in situ a los alumnos. "[El número de ataques] no es un grave problema que sustente el mantenimiento de una huelga", sentencia el documento.

Tráfico insiste en que, durante 2014, se registraron 17 denuncias por agresiones. "De las cuales, siete fueron a personal de oficina y ocho a sendos examinadores", apostilla la DGT, que añade que el pasado año atendieron a cerca de tres millones de personas y organizaron dos millones de pruebas para obtener el carné —una cifra que incluye los test teóricos y prácticos—. En los ocho primeros meses de 2015, los ataques ascienden ya a 24: 15 a los examinadores y nueve a los empleados de oficina. "Pero las cifras reales son mucho más altas, ya que muchas agresiones no se denuncian. Los insultos son diarios. También se producen muy a menudo portazos con rotura de cristales. Y hemos registrado casos muy violentos: intentos de estrangulamiento, puñetazos en la cara o amenazas con una navaja", afirma la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra), uno de los colectivos que respalda la huelga. También apoyan el parón los sindicatos CGT, CSIF y USO.

Los representantes de los examinadores han pedido a la DGT que los resultados de los exámenes prácticos se entreguen 24 horas después de las pruebas. Pero, en su comunicado de este jueves, Tráfico subraya que comunicar la calificación constituye un "requisito indispensable" marcado por una directiva europea de 2006. "No obstante, se ha establecido una normativa interna para que se haga en un entorno seguro. Así se considera, en principio, el centro de examen y los puntos de citación preestablecidos", apostilla el comunicado, que remacha: "Si el examinador percibe como seguro cualquier otro punto, podrá utilizarlo bajo su responsabilidad".

El seguimiento asciende al 62% de los examinadores, según la DGT

Los sindicatos, que han iniciado este lunes su cuarta semana de parones, afirman que el seguimiento entre los cerca de 700 examinadores se sitúa en el 80%. La DGT rebaja esta cifra hasta el 62%. De hecho, recuerda que el colectivo convocado a la huelga incluye a todos los funcionarios de carácter técnico: en este caso, el respaldo desciende hasta el 28% de los 1.933 trabajadores, según Tráfico. "Se han aplazado unas 1.500 pruebas prácticas diarias para la obtención del carné, de las 6.000 que se convocan cada jornada. Estas se están realizando en los días siguientes", ha recalcado el departamento dirigido por Seguí.

Tráfico también ha dado respuesta, este martes, al resto de reclamaciones de los trabajadores. La DGT rechaza reducir el número de 13 exámenes por empleado fijados para cada jornada. "En muchas Jefaturas, las pruebas no llegan a este máximo y rondan una media de 10 al día. Si tenemos en cuenta que cada una de ellas dura unos 25 minutos, el resultado de 325 minutos supone un tiempo de examen real de 5 horas y 25 minutos. La jornada ordinaria del personal es de 7 horas y 30 minutos, por lo que dispone de tiempo suficiente para dar las explicaciones oportunas a los aspirantes y para los tiempos de descanso", subraya el organismo.

Los examinadores exigen, paralelamente, una mejora de los complementos retributivos específicos. En este punto, la DGT afirma que esa cuestión depende de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR). "Esta modificación está siendo estudiada ahora. Por ello no se entiende el sentido de una huelga por esta materia", sentencia Tráfico.

Más información