Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero exhorta en Moscú a reparar la confianza entre Rusia y la UE

Participa en un foro auspiciado por un afectado por la sanciones tras la anexión de Crimea

El expresidente Zapatero, en mayo de 2010 tras anunciar las reformas
El expresidente Zapatero, en mayo de 2010 tras anunciar las reformas AFP

El expresidente español José María Rodríguez Zapatero ha exhortado hoy a restablecer la confianza entre la Unión Europea y Rusia durante su intervención en un foro parlamentario internacional, organizado en Moscú bajo los auspicios de Serguéi Narishkin, el jefe de la Duma Estatal de Rusia (cámara baja del parlamento). Narishkin es uno de los estadistas rusos afectados por las sanciones impuestas por la Unión Europea debido a la anexión de Crimea y la intervención del Kremlin en Ucrania. Esta circunstancia le ha impedido participar en varios acontecimientos internacionales en territorio de la UE.

“Una Europa fuerte presupone relaciones de buena vecindad con Rusia”, dijo Zapatero durante la reunión bilateral que mantuvo Narishkin, según informó agencia TASS. El ex jefe de Gobierno español opinó que para ello se necesita el trabajo común de la UE y Rusia y aseguró a su interlocutor que él mismo se esforzará para que las relaciones se normalicen.

En el foro, dedicado al “papel de los parlamentos para garantizar la seguridad internacional en las condiciones actuales”, se reunieron representantes de 43 países, con estatus diversos, incluidos diplomáticos y funcionarios. El jefe de la Asamblea parlamentaria de la OSCE, Ilsa Kanerva, atribuyó el incremento de la tensión con Occidente a la circunstancia de que “Rusia anexionó Crimea”, pero afirmó que “el diálogo es hoy más importante que nunca, teniendo en cuenta la existencia de otros desafíos”. Narishkin insistió en dejar constancia de su versión de los hechos, según la cual “Crimea fue anexionada en 1991” (al desintegrarse la URSS) y “liberada” en 2014.

La palabra Crimea no salió de la boca de Zapatero, quien se concentró en la necesidad de renovar el sistema internacional de seguridad y exhortó a ceñirse a los acuerdos de Minsk para resolver la crisis en Ucrania. Insistió el exjefe del Gobierno español en que la lucha antiterrorista, sobre todo en Siria, no es posible sin Rusia. Cuando la corresponsal del diario moscovita Moskovski Komsomolets preguntó al político español cuál de los puntos de vista (de Narishkin o de Kanerva) le resultaba más cercano, Zapatero se escabulló de la respuesta y exhortó diplomáticamente a todos a dejar “que las cosas se enfríen”.

Más información