Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVE

El AVE se abre camino hacia el norte de España

El último tramo inaugurado amplía en 166 kilómetros la red, que cuenta con más de 3.100 kilómetros de vía de AVE en servicio

El AVE se abre camino hacia el norte de España pulsa en la foto

Dos horas y seis minutos es el tiempo que desde este martes se tarda en llegar desde Madrid hasta León en AVE gracias al nuevo tramo que une la capital con la ciudad leonesa. Este recorrido ha supuesto una inversión de 1.620 millones de euros y amplía en 166 kilómetros la red de alta velocidad española, que ya cuenta con más de 3.100 kilómetros de vía en servicio, según ADIF. Es la segunda mayor red del mundo, solo por detrás de China. Y, si las previsiones del Gobierno se cumplen, la red llegará a otras seis capitales de provincia antes de que termine este ejercicio.

El presidente, Mariano Rajoy, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, han viajado a bordo del AVE que ha inaugurado el nuevo tramo, que reduce en 44 minutos el tiempo de viaje entre Madrid y León. Antes de llegar a la última parada, ha pasado por Valladolid y Palencia —esta última ciudad también estrenaba conexión de alta velocidad. La nueva vía también se mejorará los viajes a Burgos y el País Vasco, dado que los trenes con estos destinos podrán realizar por la línea AVE su recorrido hasta Venta de Baños (Palencia).

Han pasado 23 años desde que la primera línea de alta velocidad fuera inaugurada entre Madrid y Sevilla. Más de dos décadas en las que se han invertido aproximadamente a 47.000 millones de euros. De 1992 a 2011, más de 140 millones de pasajeros han viajado en estos convoyes, según datos de ADIF, y otros 52 millones en otros servicios que circulan por las vías de alta velocidad.

El AVE es el vehículo que recorre estas líneas a velocidades que llegan a alcanzar los 350 kilómetros por hora y que funciona a una tensión de 25.000 voltios de corriente alterna. Los fabrica la empresa Talgo, que también está involucrada en proyectos en el extranjero, como la construcción del circuito de alta velocidad entre las ciudades de Meca y Medina en Arabia Saudí.

Hitos de la alta velocidad en España

  • Abril 1992

    Línea de Alta Velocidad Madrid - Sevilla

  • Octubre 2003

    Tramo Madrid - Zaragoza - Lleida

  • Noviembre 2005

    Línea de Alta Velocidad Madrid - Toledo

  • Diciembre 2006

    Tramo Lleida - Camp de Tarragona

  • Diciembre 2006

    Tramo Córdoba - Antequera

  • Diciembre 2007

    Línea Alta Velocidad Madrid - Valladolid

  • Diciembre 2007

    Tramo Antequera - Málaga

  • Febrero 2008

    Tramo Camp de Tarragona - Barcelona

  • Diciembre 2010

    Tramos Figueres - Túnel de Pertús y Nudo Mollet - Girona

  • Diciembre 2010

    Tramo Madrid - Cuenca - Albacete - Valencia

  • Diciembre 2011

    Tramo Ourense - Santiago - A Coruña

  • Enero 2013

    Tramo Barcelona – Figueres

  • Junio 2013

    Tramo Albacete - Alicante

El desarrollo del sector y la predilección de los españoles por el tren para moverse por el país en trayectos largos son dos tendencias que van acompasadas. En el primer semestre del año, el AVE y los ferrocarriles de larga distancia rozaron la barrera nunca alcanzada de los 15 millones de pasajeros, y aumentaron su distancia sobre el avión a 685.000 viajeros, más del doble que en 2014.

El precio del AVE varía en función del trayecto y de la clase del pasaje. Un billete de ida para viajar de Madrid a Valencia, por ejemplo, cuesta entre 45 y 95 euros, dependiendo de si es categoría turista o preferente y de otros servicios añadidos. Renfe ofrece promociones y bonos, como las que están vigentes ahora para el tramo recién inaugurado, con la ida entre Madrid y León a partir de 20 euros.

Más inauguraciones

Según las previsiones del Gobierno, en 2015 entrarán en servicio 1.000 nuevos kilómetros de vía (incluidos los del tramo entre Palencia y León), lo que permitirá ampliar la red actual en un tercio de su capacidad. Gracias a esta expansión, que ofrecerá la oportunidad de llevar a cabo un maratón de inauguraciones en pleno año electoral, el AVE llegará a otras seis capitales de provincia y conectará las grandes ciudades gallegas con el circuito central.

Las nuevas ciudades en las que los usuarios podrán coger el AVE para conectar con la red nacional serán, si se cumplen las previsiones, Zamora, y Burgos, este último un paso intermedio para acabar el corredor que unirá la meseta y el País Vasco. En el este, ADIF conectará Valencia con Castellón y Alicante con Murcia, lo que permitirá a los viajeros llegar a Madrid desde las nuevas conexiones en dos horas y media y facilita seguir avanzando en el gran corredor mediterráneo que reclama la UE.

Mientras, en el sur, se acabará la ruta a Cádiz desde Sevilla, donde la vía ya está adaptada para que circule el AVE. Tras ajustar el trazado, este tren arribará también a Granada, lo que reducirá en un tercio el tiempo de viaje con la capital del país. En el caso de que las obras se completen al ritmo previsto, la red de alta velocidad dibujará una gran aspa sobre la geografía española, en muchos de cuyos paisajes el AVE ya es un motivo más.

Más información