Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey pide a inversores de EE UU confiar en España

Felipe VI intenta transmitir que España es un país fiable para invertir y hacer negocios

El rey Felipe VI durante su intervención este miércoles en un seminario sobre relaciones trasatlánticas en Washington.
El rey Felipe VI durante su intervención este miércoles en un seminario sobre relaciones trasatlánticas en Washington. EFE

El Rey, con funciones constitucionales muy limitadas y sin poder ejecutivo, ejerce, un papel de embajador en jefe del país. Juan Carlos I fue la imagen en el mundo de la España democrática. Su sucesor, Felipe VI, utiliza su primer viaje oficial a Estados Unidos, para transmitir a sus interlocutores en el mundo político, académico y económico, una idea: la peor crisis económica de la democracia se ha superado y, pese a las dificultades que persisten, España es un país fiable para invertir y hacer negocios.

Este fue el mensaje de Don Felipe en la segunda jornada del viaje, que comenzó el martes en Washington y terminará el viernes en Florida. La gran recesión dejó maltrecha la imagen de España en EE UU, donde tasas de paro como de la crisis en España, del 25%, solo se recuerdan en la Gran Depresión de los años treinta. Lo peor, insistió el Rey, ha pasado.

"Lo que me gustaría deciros hoy", dijo Felipe VI, "es muy simple, muy claro: podéis contar con España, confiad en España, tened confianza en una nación que regresa con fuerza, que es moderna, sólida, llena de creatividad y empuje para superar las dificultades y desafíos, y totalmente abierta al mundo".

Felipe VI congregó a 16 empresarios, directivos y representantes de organizaciones patronales estadounidenses y españoles en un desayuno en la residencia del embajador en Washington, Ramón Gil-Casares. Asistieron representantes de Honeywell, Microsoft, General Motors y Dow Chemicals, entre otros.

Un buen momento

El Rey recordó que EE UU es el primer socio comercial de España fuera de la UE y que EE UU es el principal inversor extranjero en España. Explicó que las infraestructuras españolas —puertos, aeropuertos, ferrocarriles y autopistas— se encuentran entre las mejores del mundo. Dijo que la tasa de crecimiento es una de las más altas de Europa.

"Es un buen momento para pensar en invertir en España", dijo, "o para expandir vuestras operaciones si ya estáis allí". El Rey dijo que el futuro acuerdo comercial transatlántico (TTIP, en sus iniciales inglesas), que es motivo de debate político en EE UU y en Europa, será una oportunidad para levantar barreras y fomentar la inversión.

El discurso fue optimista, pero no triunfalista. En el desayuno y después en el laboratorio de ideas Wilson Center, el Rey recordó que el paro en España, aunque ha bajado, es "inaceptablemente alto". El mensaje es similar al que Obama envió el martes en su comparecencia en la Casa Blanca junto al Rey. "He felicitado a España por los avances que ha hecho al recuperarse de una recesión brutal, pero he reconocido que queda por hacer en ambos lados del Atlántico para mejorar las oportunidades y la prosperidad de nuestros pueblos".

Más información