Los alumnos llegarán a la reválida tras un horario desigual en materias clave

Las horas de clase de asignaturas como Lengua y Matemáticas en secundaria difieren hasta un tercio de una región a otra

Detalle del estuche de un alumno de Murcia.
Detalle del estuche de un alumno de Murcia.Marcial Guillén (EFE)

En los próximos días, unos ocho millones de alumnos de España vuelven a las aulas. Y no todos van a aprender lo mismo. El margen que da la reforma educativa para establecer los horarios se refleja en polémicas como la recuperación de Educación para la Ciudadanía pero también en cómo se enseñan las materias con más peso lectivo. Un alumno de secundaria puede recibir un tercio más de horas de Lengua o Matemáticas según donde viva. Expertos y docentes alertan de que esto puede abrir una brecha. Sobre todo porque, si la reforma continua, todos deberán hacer reválidas idénticas vengan de donde vengan.

Los estudiantes madrileños o cántabros, por ejemplo, tendrán 35 horas anuales más de Lengua y Literatura en 1º de secundaria (con cinco horas semanales) que el resto (con cuatro), según el informe elaborado por la asociación de directores de instituto Fedadi. En Matemáticas, los gallegos dan cinco horas semanales frente a las cuatro del resto en ese mismo curso. Aragón o Euskadi tienen un tercio menos de horas de Matemáticas que el resto en 3º de la ESO. 35 horas anuales equivalen a casi dos meses de clase.

“Muchos cursos de formación duran menos”, defiende el presidente de la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas, Onofre Monzó. Este experto coincide con otros consultados en que las diferencias dependen del horario pero también de la metodología del profesor o del número de alumnos en clase. Pero, en igualdad de condiciones, con 35 horas más se pueden trabajar mejor la resolución de problemas matemáticos o la comprensión lectora, dos aspectos que examinan las pruebas internacionales PISA de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y en las que los alumnos españoles no figuran entre los primeros de la clase. 

Los más rezagados

“El saber no ocupa lugar pero necesita tiempo”, reflexiona Serapio García Cuesta, presidente de la sociedad castellanomanchega de profesores de Matemáticas. “Los temas de estadística y probabilidad, que se suele dejar para el final del curso, pueden quedar fuera con 35 horas más o menos”, explica. García Cuesta añade que menos horas pueden conllevar menos respaldo a los alumnos más rezagados.

Más información

El horario de la asignatura de Lengua varía entre dos y tres horas semanales por comunidades, influido también por aquellas regiones en las que se enseñan las lenguas cooficiales, como Navarra, Cataluña o País Vasco. Patxi Sierra, catedrático de Lengua y Literatura y docente en Navarra cree que se pueden aprender los contenidos en dos lenguas — “se puede trabajar la comprensión lectora en castellano y en vasco”—, pero recuerda que, en esta materia, el tiempo también es fundamental para asumir los conocimientos. “El aprendizaje de la lengua es muy procedimental, con estrategias que se aprenden de forma muy lenta. Para interiorizar la expresión oral y escrita o la lectura, 35 horas más o menos son determinantes. Supone la diferencia entre poder enseñar a un alumno de 4º de ESO cómo hacer una exposición oral o no tener tiempo para hacerlo”.

Las leyes educativas previas establecían un mínimo de horas por curso frente a la reforma actual, que fija un porcentaje mínimo. “Desde el Consejo Escolar del Estado reclamamos que se mantuvieran las horas mínimas, pero no atendieron la petición”, añade Felipe de Vicente, presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos de Instituto. Las diferencias entre regiones ya se daban con las leyes anteriores. Pero, si la LOMCE sigue adelante y no es derogada tras las elecciones como promete la oposición, todos los alumnos harán una reválida idéntica pese a sus horarios distintos.

Sobre la firma

Pilar Álvarez

La corresponsal de género del diario EL PAÍS está especializada en temas sociales (Igualdad, Violencia de Género, Educación) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción